Valentino pre-fall 2017: incrustaciones de noche. | @maisonvaletino / INSTAGRAM

Valentino pre-fall 2017 o cómo conquistar sutilmente a la industria de la moda

Pierpaolo Piccioli consigue hacer magia para Valentino en su colección pre-fall 2017.

Aida Ortega | Woman.es

Pierpaolo Piccioli se encuentra ahora solo ante el peligro. Ante la enorme tarea de seguir llenando de estilo y éxito una maison como Valentino. Tras la marcha de su compañera Maria Grazia Chiuri a Dior, los ojos (y las críticas) ya solo se centran en él. Pero no decepciona.

La firma sigue siendo pura magia, incluso en sus colecciones más comerciales. Y el imponente hotel The Beekman, en Nueva York, ha sido testigo de este hecho en la presentación pre-fall 2017.

Con 'Feeling Good' y la voz de Nina Simone de fondo, el desfile en si ha sido un canto de optimismo. De mirar al futuro con fuerza y entereza, y demostrar que esta nueva etapa que vive la firma va a simbolizar un renacer. Todo ello con esa elegancia simple y femenina que siempre ha caracterizado a Valentino.

Si el ambiente era impoluto, también lo son los diseños de entretiempo que propone su director creativo, Piccioli. Vestidos estampados con flores y minivolantes, estolas de piel que se colocan sobre sobrios abrigos a los que se añade color. Botas infinitas de piel que contrastan con los vestidos fluidos de gasa. Transparencias, pero sutiles, y los cuellos de camisa como parte imprescindible de los diseños. Por el día cualquier combinación de color y estampado es posible, y al caer el sol, se acerca la hora de soñar. Pero hacerlo de verdad, con brillos por doquier, paillettes que llenan vestidos vibrantes, cristales y aplicaciones que te atrapan. Pero de una forma tranquila, serena, como la belleza de las modelos. Con coletas bajas y un sencillo maquillaje que resalta, al igual que cada diseño, el poder de la mujer. 

Valentino conquistó Nueva York y enamoró a la industria de la moda.