Chanel nos deja "helados"

Karl Lagerfeld siempre crea expectación y su desfile en la Semana de la moda de París no podía ser menos: un guiño al cambio climático con iceberg incluido. Sólo él podía hacerlo.

Susana Fernández

Su Director artístico, Karl Lagerfeld, hizo traer al Grand Palais un iceberg de 240 toneladas: “La temperatura del recinto era más baja que la del exterior”, nos comentaba Noelia Collado, nuestra redactora de moda que cubre la pasarela parisina. Era su forma de expresar la preocupación de la firma por el cambio climático. Los abrigos, el punto grueso, el pelo (todo artificial: el pelo ecológico está de moda y además es mucho más asequible) y las botas de nieve con clara inspiración “yeti prehistórico” hacían hincapié en ese concepto de calentamiento global.

Las modelos tuvieron que desfilar sobre una pasarela encharcada, mojándose las botas y empapándose los bajos de faldas y pantalones. Sobre este escenario, se abrían paso los clásicos de Chanel: chaquetas de tweed y bolsos acolchados, esta vez con más “conciencia” que nunca. También, en un guiño al escenario, vimos desfilar collares y anillos inspirados en los cristales de roca y vestidos de noche que emulaban la textura de la nieve recién caída.

COLECCIÓN OTOÑO/INVIERNO 2010/11 DE CHANEL