5 personas que no debes llevarte a la prueba de tu vestido de novia

La prueba del vestido es un momento íntimo y muy especial, ya que estás preparándote para tener un aspecto impecable y radiante en tu gran día. ¿Tienes claro quién quieres que esté a tu lado en un momento tan decisivo? Haz un repaso de tu lista de acompañantes. Quizá no necesites llevar a tanta gente contigo.

Prueba del vestido de novia antes de la boda
Shutterstock

Antes de tu boda tendrás que probarte el vestido varias veces para ir retocándolo y asegurar que te quede como un guante cuando llegue el gran día. Pero es importante que no acudas sola. Puedes confiar en el criterio de la modista, aunque no está de más que te acompañe alguien de confianza que pueda darte su punto de vista desde el cariño y la sensatez. Sin embargo, también hay personas que es mejor que no te acompañen a ninguna de las pruebas que tendrás que hacer. ¿Quiénes? ¿Por qué? Descúbrelo todas a continuación.

Ajuste del vestido de novia antes de la boda
Shutterstock

Tu futura suegra

Si tienes una estupenda y estrechísima relación con la madre de tu pareja no hay ningún problema en que te acompañe a la prueba del vestido. Y si, además, es buena consejera en lo que a moda se refiere, no dudes en contar con su ayuda. Pero si esta relación no es tan íntima, es posible que te sientas algo incómoda si se ofrece a ir contigo. En este caso lo mejor es que le digas educadamente que prefieres ir sola o con alguien que ya te está asesorando.

El novio

La tradición dice que el novio no debe ver el vestido de la novia hasta el día de la boda. Esta puede ser una buena razón para que no te acompañe a la hora de elegirlo ni de probártelo, aunque la principal es que es muy probable que quieras sorprenderlo y aparecer ante él más radiante de lo que has estado nunca.

Acompañantes para las pruebas del vestido de novia antes de la boda
Shutterstock

La amiga celosa

Te dice que se alegra mucho por tu futura boda, pero sabes perfectamente que no lo está tanto. O es de esas personas que, aparentemente en broma, te hacen un comentario poco afortunado sobre tu futuro marido y después exclama: “no te enfades, ¡era broma!”. Si crees que no te vas a sentir cómoda con ella en un momento tan vital para ti, es mejor que no te acompañe a la prueba del vestido. Podría confundirte más que ayudarte.

La sabelotodo

Hay personas que creen que pueden opinar sobre cualquier cosa, desde el color de tu pelo hasta dónde pedir una hipoteca. Pero nadie lo sabe todo sobre todas las cosas y, seguramente, lejos de ayudarte y aconsejarte bien en la prueba del vestido, una persona así podría hacer que te sintieras insegura y confusa.

El pariente que no aprueba tu boda

Puede ser una prima, una hermana o una tía. Esto pasa en las mejores familias. Pero si algún familiar no aprueba tu boda o no le gusta tu futuro marido, ¡ni se te ocurra pedirle que te acompañe a la prueba del vestido! Podría amargarte la experiencia.

Quizás también te interese:

Síguele la pista

  • Lo último