1 Playas tranquilasLa Bonita, una de las mejores. En la región de Samaná se esconden algunas de las playas más bellas y tranquilas del país: Rincón, Portillo, Las Galeras... En una de ellas, La Bonita, se emplaza el hotel boutique Atlantis, de trato familiar y con únicamente 18 habitaciones.Este puede ser el punto de partida ideal para explorar la zona: desde el cercano Las Terrenas, un antiguo pueblo de pescadores, a la exuberante naturaleza interior, con el Parque Nacional Los Haitises y la Cascada El Limón como visitas imprescindibles. Si vas en invierno o primavera, aquí avistarás las ballenas jorobadas, por las que esta zona es muy conocida.

¡Visita República Dominicana!

El país caribeño es mucho más que Punta Cana y el turismo de pulserita, con regiones bellas como Semaná e islas desiertas de ensueño. El paraíso existe.

Isabel Loscertales

Es posible que cuando te hablen de República Dominicana, además de playas kilométricas de arena blanca y mar cristalino, te venga a la mente el turismo masivo y los grandes resorts. A pesar de ser uno de los destinos turísticos más populares del mundo, existe una parte del país mucho menos explotada, en la que caben hoteles boutique llenos de encanto, playas casi vírgenes, naturaleza salvaje y una cultura local auténtica. Es el caso de una de sus regiones más bellas: Samaná, en la parte noreste. Aquí desconectarás.