Gafas de sol Ray-Ban Stories Wayfarer. | Ray-Ban

Probamos las gafas inteligentes Ray-Ban Stories y esto es lo que más nos ha sorprendido (además del estilazo)

Miramos a través de las nuevas 'smart glasses' Ray-Ban Stories y, sí, nos han sorprendido (y a nuestros amigos, también). Por lo que te contamos a continuación.

Clara Hernández

¿Merece la pena comprar las Ray-Ban Stories, las nuevas gafas inteligentes que EssilorLuxottica y Meta han lanzado y que acaban de llegar a España? ¿Incluso tenerlas en cuenta para un posible regalo de Día de la Madre? Las hemos probado y hemos llegado a varias conclusiones. Te contamos a continuación lo que más nos ha gustado, lo más útil y lo más curioso. Esto es lo te vas a encontrar si compras uno de los modelos.

1: Estilo: casi como unas Ray-Ban clásicas

Sí, el modelo que hemos probado, el Ray-Ban Stories Wayfarer en color negro (además están disponibles las Ray-Ban Stories Round, con forma redondeada, y las Meteor, con su original puente) podrían pasar prácticamente por unas gafas de sol Ray-Ban Wayfarer standard. Vistas desde cerca, se puede apreciar que sus patillas y montura son algo más anchas que las tradicionales y posee dos pequeños visores en las extremos de la montura pero prácticamente derrochan tanto estilo como su modelo no inteligente. Además, son ligeras y cómodas, pueden llevarse las mismas horas que las originales sin molestias.

Las gafas de sol inteligentes Ray-Ban Stories negras. | Ray-Ban

2. Sin manos

Las gafas Ray-Ban Stories son particularmente obedientes. Con solos cinco palabras (pronunciadas con los acentos más variopintos): "Hey, Facebook, take a photo" ('Hola, Facebook, haz una foto') o bien "Hey, Facebook, take a video" ('Hola, Facebook, haz un vídeo), se produce la magia y las gafas comienzan a grabar fotos o vídeos, que luego almacenarán en el perfil de Facebook que hayamos configurado. La calidad es correcta para fotos y vídeos que van destinados a redes (5 MP). Para dejar de grabar, basta pronunciar un 'stop photo' o "stop, video" (o bien tocar una vez un botón en las gafas; todas las órdenes se pueden hacer manuales con sencillos toquecitos en las patillas). Se trata de un sistema muy interesante para compaginar nuestras grabaciones e instantáneas con montar en bici, pasear o dedicarnos a cualquier actividad que precise utilizar las manos. Y, además, esto te aporta una sensación emocionante y futurista.

3. Pero lo mejor es... 

Sin duda las utilidades de imagen figuran entre las principales características de estas gafas de sol, pero si una cosa nos ha fascinado de ellas es su audio. Conectadas con nuestro teléfono, las lentes permiten (tras una orden de voz o bien dando dos toques al lateral) responder una llamada de teléfono o escuchar tu música favorita en tu plataforma de streaming habitual. Damos fe que con sus tres micrófonos integrados la calidad de sonido que se recibe (y que emite) es genial (comparable a unos sofisticados auriculares inalámbricos, y sin que estos estén dentro de tu oído). Lo que es muy curioso es que su discreción es máxima: aunque estés disfrutando de tu música preferida a un volumen óptimo, el resto de personas a tu alrededor no lo oirán. Para nosotras, lo más impresionante.

Ray-Ban

4. Hay que tener en cuenta (antes de elegir modelo)

Las gafas de sol tipo 'Stories' son perfectas para realizar actividades al aire libre, pero no tan recomendables para el interior. Si te gusta tanto su sistema que quieres integrarlas en más momentos de tu vida, puedes optar por las de lentes de tipo Transition, que se adaptan a la luz del entorno. Algunos modelos también admiten cristales transparentes (todos menos los 'Large'). Por cierto, las lentes están disponibles en distintos colores (desde el negro mate hasta el oliva brillante), y los cristales pueden encontrarse, en el caso de los cristales transparentes, con filtros de luz azul. Además, hay marrones degradados, marrones polarizados, verdes, grises...). Su precio (a partir de 329 euros), teniendo en cuenta que combina unas gafas de sol Ray-Ban con lo último en 'tecnología ponible', no nos parece disparatado.

Ray-Ban

Para utilizarlas, solo hay que descargarse la aplicación Facebook View en el móvil, que está disponible para iPhone y Android. Es necesario tener una cuenta de Facebook, al que estarán vinculadas. Puede que tardes unos minutos en preparar todos los ajustes, pero te aseguramos que lo lograrás. Eso sí, si quieres compartir las gafas, se deberán reconfigurar con la nueva cuenta de Facebook.

6. La polémica del 'espionaje', ¿legal?

La facilidad y discreción para capturar imágenes sin que los demás lo perciban ha despertado un debate sobre la legalidad del uso de estas gafas que han tratado de combatir este problema y respetar la privacidad incluyen una luz LED blanca situada en el extremo de la cámara que se enciende para avisar al resto de usuarios que estas están grabando. Tal y como defienden los propietarios de Facebook, en realidad sus restricciones serían las mismas que pare un móvil, que también puede capturar imágenes de otros con cierta discreción. 

Mira además: 

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.