El caso de Estefanía«A los trece años sufrí leucemia linfoblástica aguda y recuerdo que, mientras estaba ingresada en el Hospital de La Paz, esperaba con impaciencia la llegada de los voluntarios de ASION, porque mediante sus actividades en grupo y el hecho de poder relacionarme con chicos de mi edad, lograban que me olvidara durante un par de horas de que estaba enferma y en un hospital. Sin duda, lo que peor llevé fue cuando se me cayó el pelo. No me miraba en los espejos y apenas salía a la calle. Por eso, ahora, a las chicas enfermas siempre les digo que no se preocupen, que a medida que te vas recuperando el pelo crece y vuelves a ser la de antes.» Estefanía Calero, 21 años.

Una veterana contra el cáncer

Pasamos un día con Estefanía, una de las jóvenes que colabora co la ong Asion. ¿Los requisitos? Tener más de 18 años, haber sufrido la enfermedad y querer ayudar a otros pacientes menores.

Virginia Madrid

Pasamos un día con Estefanía, una de las jóvenes que colabora co la ong Asion. ¿Los requisitos? Tener más de 18 años, haber sufrido la enfermedad y querer ayudar a otros pacientes menores.