Planifica ahora tu año solidario

Muchos famosos se comprometen con causas justas. Nosotros te contamos algunas ¡Da la cara como ellos!

Clara de Cominges

Enero y su lista de buenas intenciones. Subrayamos en rojo el deseo de ser más solidarias durante todo el año, y no solo en momentos emocionales como Navidad, cuando se recaudan entre el 60 y el 70% de los fondos de todo el año. Para llamar nuestra atención sobre los dramas del mundo, y que no decaigan las ganas de ayudar, las ONGs despliegan todas sus fuerzas. Entre ellas hay una muy mediática: contar con famosos para hacer más visibles sus campañas. Cada ONG tiene sus estrategias y hasta su vocabulario propio.

En Unicef cuentan con el apoyo de las que denominan «personas de relevancia pública», que deben «trabajar entre uno y dos años para convertirse en embajadores», explica Paloma Escudero, directora ejecutiva del comité español de la organización. Esto implica que viajen de forma personal al terreno y colaboren en una o dos acciones. «Supone un gran apoyo –continúa–. El impacto de lo que ellos ven, de lo que dicen, se multiplica por mil.» El baloncestista Pau Gasol quiso comprometerse con el sida infantil. «Viajó a Angola, recibió formación, se leyó los informes… Hay mucho trabajo preparatorio antes de la fotografía que se ve en los medios», expone Escudero. «No habíamos calibrado lo enormemente conocido que es Pau en Angola. El impacto que tuvo su presencia –dos días– tiene un valor único y refuerza enormemente el trabajo que se está haciendo en el país.»

En Intermón Oxfam, las ‘celebrities’ y los líderes de opinión también ejercen de embajadores. «Tenemos rostros internacionales como Annie Lennox, Coldplay (uno de los primeros grupos que nos dio su apoyo), Hellen Mirren, Scarlett Johansson, Gael García Bernal y Miguel Bosé», explica la responsable del Área de Identidad e Imagen de Intermón Oxfam, Adela Ferrer. Bosé, por ejemplo, dio a conocer la labor de Intermón a través de un vídeo que se proyectaba en sus últimos conciertos. «Nuestros embajadores nos proporcionan un canal que amplia muchísimo el público al que podemos llegar y los impactos que queremos transmitir», destaca Ferrer. «Ellos son referentes y nosotros un poco mitómanos. Así, si alguien a quien seguimos da su apoyo a una causa, nos lo creemos un poco más», agrega. Judit Mascó es otro ejemplo de famosa que, de forma sistemática, les da apoyo. «Participa en nuestra organización desde antes de 1995. Hasta su madre ha hecho de voluntaria para Intermón», revela Adela Ferrer. El año pasado visitó varios proyectos a favor de los derechos de las mujeres, uno de los temas en los que se implica especialmente.

Desde sus inicios en 1999, la ONG Global Humanitaria también cuenta con caras conocidas. Eligen a «personajes de referencia para conseguir notoriedad pública y facilitar la captación de fondos», detalla Jaume Mor, del Área de Prensa y Comuni- cación de la ONg. Esta colaboración toma diversas formas para las que se cuenta con personajes de distinta índole. La presentadora Silvia Jato, las cantantes Mai Meneses y Soraya, y el periodista Fernando González ‘Gonzo’ son algunas de las personas que han viajado a proyectos de global Humanitaria. Este último lo hizo como reportero de ‘Caiga quien caiga’, cuando viajó a Guatemala para crear un comedor para 200 niños de la comunidad de Timax gracias a la ‘Cadena de favores’. La colaboración entre ONGs y televisiones es algo habitual. A través de programas o galas especiales recaudan fondos, impulsan muchos apadrinamientos...

Para la participación en acontecimientos públicos cuentan con otro tipo de perfil, como las actrices Pastora Vega y Natalia Verbeke, o la empresaria Isabel Sartorius. Además, también cuentan con famosos que apadrinan niños, aunque prefieren hacerlo de forma anonima. «En algunos casos nos piden expresamente que no difundamos su nombre y otras veces nos dan vía libre para hacerlo público», apunta Jaume Mor. Es algo que corroboran tanto desde Unicef como desde Intermón. «Hay de todo», confirma Adela Ferrer de Intermón. «También hemos ido a buscar a personas concretas que nos parecían adecuadas para algunas campañas. Por ejemplo, contactamos con Leonor Watling, que se interesó mucho por el tema de las armas. Ella presentó el último informe sobre los efectos de los conflictos en las situaciones civiles», añade. La relación con los famosos se basa en un diálogo: «Vamos a buscarlos y, a veces, a través de ellos, nos llama gente interesada en colaborar con nosotros.» En todos los casos, «les pedimos una participación activa y siempre intentamos que, una vez iniciada la relación, ésta sea de continuidad, para que se asocie a la persona con nosotros», concluye.