Ayuda desinteresada

La labor del voluntariado en el mundo es un motor generador de cambio y una tendencia claramente en alza. El pasado 5 de diciembre se celebró el Día Internacional del Voluntariado, conoce más sobre este sector que genera cambio y esperanza.

Virginia Madrid

En España, unos cinco millones de personas realizan actividades de ayuda desinteresada, según un informe elaborado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS). En su gran mayoría, son mujeres jóvenes, con estudios secundarios o superiores y volcadas en tareas sanitarias o de docencia, según el Ministerio de Trabajo, Inmigración y Asuntos Sociales. Predominan las féminas (58%) frente a los hombres (42%) y se apuntan más los jóvenes que los mayores (el 66% tiene menos de 35 años). Otro dato interesante es que los voluntarios españoles destacan por su preparación, superior a la media (el 28% tiene estudios universitarios). La mayoría dedica unas cinco horas semanales a estas tareas. En cuanto al número de ONGD (Organización No Gubernamental para el Desarrollo), en España hay 400 registradas: Cruz Roja Española (con 750.000 socios), seguida de Médicos sin Fronteras (que suma 370.000 afiliados) y de Intermón-Oxfam (con 257.000 adscritos) encabezan la lista.

RETOS DE FUTURO
En momentos de crisis social y económica, este sector genera cambio y esperanza. Sin embargo, el movimiento se enfrenta a nuevos objetivos: la creación
de formas de participación social –como las labores de voluntariado de barrio o los bancos de tiempo, para dar cabida a un perfil más amplio de voluntarios– y la mejora en la gestión de las ONGD. Mujeres maltratadas, inmigrantes, mayores, personas sin hogar y discapacitados son los que requieren más ayuda.

+ INVERSIÓN
En En 2009, las subvenciones públicas destinadas por la Agencia Española de Cooperación y Desarrollo a las ONGD ascienden a 186 millones de euros. 25,9 millones proceden del porcentaje del IRPF destinado a fines sociales.

PENÉLOPE EN BUSCA DE íTACA
Todo empezó cuando fui a ver un espectáculo de orcas: quedé impresionada al ver a Penélope deslizarse tejiendo aros de aire en el cielo. A través de los cristales, sellamos nuestros labios con un pacto de amor. «A que no tienes el valor de meterte en el tanque con ella», preguntó una voz desafiante. Me desnudé y cabalgué sobre sus lomos aterciopelados. Pasaron meses y Penélope, en plena pubertad, necesitaba aparearse. La falta de medios del zoológico para traerle un macho pusieron su salud en peligro. Su silencio, como el de cualquier hembra callada y atrapada entre cuatro paredes, me hizo entender que Penélope necesitaba encontrar su propia Ítaca y la espera de un hipotético Ulises se convirtió en mi propia Odisea. Hoy puedo decir que, al menos, Penélope tuvo la atención y el respeto que merece. Juntas conseguimos su sueño –ser madre de Telémaco–; ahora, ella y su bebé nadan felices en el Sea World de San Diego. Más de cien asociaciones protectoras de animales han puesto en marcha una campaña internacional para proteger las orcas, auténticas representantes de una especie en peligro de extinción. Ojalá muchas otras penélopes lo consigan.

Blanca Marsillach y Elise Varela dirigen un taller de teatro que lucha contra la violencia de género. Conócelo en www.varela-marsillach.com

EL VOLUNTARIADO EN EL MUNDO

En EEUU, la cifra de ciudadanos que participa en algún proyecto solidario es de 70 millones. Y aproximadamente más de 100 millones de europeos realizan voluntariado.

El 73% de los mayores europeos ansía hacer voluntariado tras la jubilación y el
44% ya se ha involucrado en una acción de voluntariado. Los analistas apuntan a que, por cada euro que las organizaciones invierten en voluntariado, los voluntarios devuelven hasta 14 veces esa cifra.

Voluntarios en Europa:17,6 % en España. 56%, Suecia. 49%, Holanda. 40%, Grecia.