IMDb

¡Una buena noticia! El sexo de una noche interesa por igual a los hombres y a las mujeres

Paola Lei | Woman.es

Te interesa:

· ¿Qué está pensando un hombre cuando se mete en la cama contigo?

· ¿Cómo lo hacemos? Los hombres y las mujeres tenemos deseo sexual a distintas horas.

· ¿Cuál es tu actitud poscoital?

Desde tiempo inmemoriales las teorías evolutivas y la sabiduría popular han estado de acuerdo en afirmar que eran ellos los únicos que se beneficiaban de tener sexo casual con una desconocida, y que ellas tenían más que perder en estas aventuras por el riesgo de embarazo y solían rechazar más las invitaciones al sexo. El origen de esta creencia está en un estudio realizado en 1989 en el que se comprobó que, efectivamente, los hombres aceptaban más las invitaciones a tener sexo con desconocidos que las mujeres.

Sin embargo, otros académicos alemanes, de la Universidad de Johannes Gutenberg, decidieron revisar esas teorías, al comprobar que en todos los experimentos que se habían hecho había riesgos de seguridad para las mujeres si aceptaban esas invitaciones. Tanto el contexto como el sitio en que se había realizado las invitaciones sexuales casuales a mujeres no eran seguros. Así que decidieron corregir ese sesgo y averiguar si las mujeres aceptarían en la misma medida que los hombres, una invitación sexual de un desconocido si en ella no viera riesgos para su seguridad.

Y para ello metieron al laboratorio a 60 hombres y mujeres heterosexuales con la excusa de probar una web de citas online. Por separado se les enseñaron fotos de una persona del grupo y se les dijo que podría estar interesada en una noche de sexo sin compromiso. Se hizo indistintamente con hombres y mujeres y se les dejó actuar. Todos estaban en la misma sala. Los científicos observaban desde fuera.

Y lo que encontraron los científicos fue que tanto hombres como mujeres fueron a buscar sexo con esa persona que estaba potencialmente interesada. No hubo ninguna diferencia entre unos y otros, una vez que las mujeres sabían que estaban en un lugar seguro, donde estaban fuera de peligro.

El mensaje del estudio que los científicos quieren expandir por el mundo es que una vez eliminados los juicios sociales y los riesgos de seguridad, las mujeres están igual de dispuestas que los hombres a tener una jornada de sexo sin compromiso. Lo que sugieren los académicos a los chicos es que desplacen sus propuestas sexuales a lugares seguros que no supongan ningún riesgo de seguridad para ellas. Ellos los llaman “ambientes sexuales positivos”. Y con toda probabilidad no se refieren a un bar a las seis de la mañana. Tomen nota.