¿Por qué te pones enferma en vacaciones?

Mujer enferma en casa
D. R.

Seguro que conoces a alguno. O quizás con un poco de mala suerte te ha pasado alguna vez. Empiezan las vacaciones y empiezan los achaques, los resfriados. Increíblemente se ponen malos y pasan todos los días sin salir de casa.

Al parecer no es una mentira de los afectados pues puede haber algunas razones objetivas que favorecen que algunas personas tiendan a enfermarse cuando tiene unos días de relax. Veamos:

1. En los períodos laborales se mantienen niveles más altos de estrés que mantienen elevadas el cortisol y la adrenalina. Ambas sustancias nos mantienen alertas y nos ayudan a sobrevivir a las rutinas diarias. Su disminución en periodos de baja actividad podría producir la aparición de algunas enfermedades.

2. Los cambios de humor durante las vacaciones no van siempre a mejor. Para algunas personas desconectar de su rutina habitual, cesar de forma repentina su actividad y quedarse sin responsabilidades por unos días supone un desequilibrio afectivo que a veces desencadena trastornos de ansiedad o depresión. Es posible que se haya conseguido convivir con esos síntomas sin darle demasiada importancia, pero al llegar las vacaciones uno tiene más tiempo y se observa más, y es posible que entonces se caiga en la cuenta de que algo ocurre con el estado de ánimo.

3. Normalmente en vacaciones salimos de nuestro entorno físico habitual y viajamos con personas que tampoco forman parte de nuestro día a día, y todo eso altera el estado físico y psicológico en personas vulnerables.

4. Por otra parte, en los periodos de vacaciones suele dispararse la prevalencia de diversas enfermedades. Por ejemplo, en verano, las picaduras de insectos y los problemas digestivos, y en invierno, los catarros, resfriados, y enfermedades respiratorias.

Síguele la pista

  • Lo último