Henry Cavill en 'The Witcher'. | D.R.

'The Witcher', ¿preparada para el nuevo 'Juego de tronos'?

¿Echas de menos los rizos de Jon Nieve? ¿Lo que le pasó a Danerys te dejó helada? Tranquila, que ya está aquí el siguiente culebrón de espada, magia, sexo y hechicería dispuesto a robarte el corazón: The Witcher de Netflix.

Isabel Serrano | Woman.es

HBO tuvo su memorable 'Juego de tronos', Amazon Prime quiere llevarse al huerto al fan de la épica fantástica con su adaptación de 'El señor de los anillos', pero Netflix se ha adelantado y lo ha apostado todo al reconfortante pecho sin depilar de Henry Cavill en The Witcher. Si sigues de luto por Poniente es hora de que descubras todo lo bueno que trae a tu vida el mundo de los brujos, las brujas, los monstruos y las princesas que huyen.

¿Qué nos promete The Witcher?

En principio, en esta primera tanda, presentarnos a Geralt de Rivia, un brujo que viaja por todo el Continente vendiendo sus servicios de caza monstruos al mejor postor. Por si lo dudas, Geralt de Rivia no cuenta ni con el amor ni la admiración de aquellos a los que ayuda, más bien le consideran tan monstruoso como las criaturas que caza.

Cosa que no podemos entender porque después de batirse el cobre contra lamias, strigas y arpías el muchacho es muy de repantingarse en pelotas en su bañera y repartir un poco de amor entre el público femenino y el espectáculo de monstruoso no tiene nada (gracias The Witcher III Wild Hunt, el videojuego en el que se inventaron la escena, y gracias Netflix por copiarla, que desde que Jaime de Outlander está en modo esposo cuarentón la cosa ha decaído mucho).

D.R.

Bañeras y desnudos aparte, el pelucón de Henry Cavill en las pruebas de vestuario y el poquísimo glamour de la armadura de los soldados nilfgaardianos (en Twitter la bautizaron como la armadura escroto) hacía esperar lo peor de esta adaptación de las novelas que el escritor polaco Andrzej Sapkowski dedicó al personaje.

Pero llegó la Comic-Con de San Diego, los tráilers de minutos y minutos, las declaraciones de Henry Cavill dando la razón en todo a los hardcore fans y sí, ahora que el día del estreno de estos ocho episodios está a la vuelta de la esquina, podemos decir que tenemos el hype en todo lo alto. De verdad, de verdad, de verdad que parece como si Juego de tronos y el Señor de los anillos hubieran tenido un hijo guapo.

¿Qué queremos ver en The Witcher?

- Tortas como panes.

Aún tenemos la espinita clavada por ese combate con el Rey de la noche que culmina con Jon Nieve haciéndole la berrea a un dragón y Arya acabando con todo de un solo golpe. ¿Really? Un respeto, que era el rey de la noche… En fin, esperemos que aquí el bueno de Henry, por aquello de que está mazado, nos ofrezca una ensalada de tortas por episodio dignas de un pasillo de Daredevil. De momento, los críticos que han visto ya la serie han dado buenas reviews al respecto. Y nos alegramos porque poder ver una buena pelea en Navidad nos parece la mejor manera de afrontar ese fin de semana que te vas a tirar aguantando a tu cuñado y tu suegra en estereo (ande, ande, ande, la marimorena…).

D.R.

- Monstruos que den miedo.

Son historias de espada y brujería. Si Henry se encarga de lo primero, que tampoco falte lo segundo. Por favor, unos poderes, unas chispitas, un algo. Y unos monstruos que nos hielen la sangre y nos dejen los polvorones atravesados en la garganta.

- Una buena escala de grises.

Olvídate de los Bolton y demás calaña malvada, aquí lo que se lleva es la escala de grises. Atención porque la showrunner de la serie, Lauren S. Hissrich, ya ha avisado que los personajes que al principio adoras puede ser que al final no te caigan tan bien y los que al principio odias terminen siendo tus favoritos. Avisada quedas.

D.R.

- Amor, mucho amor

No todo va a ser rescatar princesas, pegarse por las calles y cazar monstruos. Tenemos muchas ganas de ver cómo resuelve Netflix el triángulo amoroso Gerald/Yennefer/Triss. A los jugadores del videojuego The Witcher III, elegir entre una bruja u otra les supuso un dolor de cabeza y unas cuántas críticas al estudio que tuvo que pensar una solución para contentarlos. A los lectores de los libros, pues bueno, ya saben lo que pasa y con quién se queda el brujo. ¿Qué opción escogerá Netflix? Sea la que sea escoger Team Yennefer o Team Triss va a ser el nuevo tema de discusión en la mesa de Fin de año de tu casa, seguro. Sobre todo si no escoges a Yennefer…