Sara Bareilles asciende al éxito con “Love Song”

Con la canción Love Song, Sara Bareilles permanece 23 semanas en la lista Hot 100 Billboard con dos Discos de Platino, mientras el álbum Little Voice lleva 27 semanas con un Disco de Oro.

El éxito de Love Song es la consecuencia de la lucha de Sara Bareilles por mantener intacta su integridad artística mientras la canción continúa escalando los primeros puestos en las listas. Pero a Sara este éxito no le ha llegado de repente. Durante muchos años, ha estado actuando acompañándose al piano en los lugares más diversos, hasta que un buen día consiguió que todo comenzase a encajar, que la gente se emocionase con Love Song, una canción que encandila a la primera escucha.
Sara Bareilles pertenece a esa familia artística de cantantes-compositoras-pianistas que triunfa en Estados Unidos. Continuadora de la tradición representada por Carole King, Norah Jones, Alicia Keys, Tori Amos o Fiona Apple, entre otras, Sara Bareilles coincide con ellas en el aliento que inspira sus composiciones. “Escribir canciones es lo más sagrado de mi vida”, dice Sara. “Es la forma en la que proceso el mundo, que por ahora se centra sólo en mí, en mi piano y en alguna emoción que me hace sentir en ebullición. Es la mejor sensación que puedo encontrar”. Gracias a una canción extraída de un magnífico repertorio y después de años de vivir la música, Sara Bareilles se codea con las grandes. La canción es Love Song, alegre, risueña y ejemplo del mejor pop norteamericano con ecos clásicos y atemporales. Una canción como mandan los cánones hecha por una mujer que respira música.
Sara Bareilles nació en 1979 en la ciudad californiana de Eureka. Comenzó a cantar en el coro de su colegio y en la universidad de UCLA formó parte del grupo a capella Awaken, comenzando también a presentar sus canciones en bares y clubes de Los Angeles. Tras grabar un par de maquetas, apareció cantando en un bar en el filme independiente Girl Play y editó por su cuenta dos discos grabados en directo: The First One y The Summer Sessions. En enero de 2004, publicó su primer álbum de estudio Careful Confessions y en 2007 teloneó a Mika, Maroon 5 y James Blunt antes de lanzar el segundo, Little Voice, con la canción definitiva: Love Song, nº1 en Estados Unidos y Canadá y que ha llegado a todo el mundo por su frescura y esa mezcla de modernidad y clasicismo que sólo está al alcance de las más grandes.
En junio de 2007, Love Song se podía descargar libremente en iTunes y al mes siguiente, el álbum Little Voice era el más comprado en la red, llegando al nº7 en la lista Billboard. Producido por Eric Rosse, Little Voice es el resultado de un esmerado trabajo en busca de una música inspirada y de calidad. “Es una colección de canciones que significan lo que es el mundo para mí”, dice Sara. “Es la crónica de mi vida, de mis relaciones y de mi devoción para tratar de escribir algo honesto y compartirlo. De ahí viene el título del disco, que trata sobre cómo aprender a seguir mis instintos y, lo que es mucho más importante, reconoce que necesitaba desesperadamente escucharme a mí misma. Parece un tópico, pero a veces esa vocecita es la única que te dice la verdad”.
Sara Bareilles se ha ganado el éxito y el respeto que sólo se adquiere cuando antes se han pisado muchos escenarios sin camerino. “Escribo canciones desde que puedo acordarme”, dice. “Algunas me hacen feliz y otras son una mierda, pero todas surgen porque no puedo imaginar qué otra cosa puedo hacer con mi cabeza, con las cosas que dan vueltas en ella”. Es Sara Bareilles. Su canción Love Song es su gran éxito y adelanta el álbum Little Voice. Con el sabor de los grandes clásicos del siglo XXI.