El 24 de marzo, Supergrass publica su nuevo álbum

El 24 de marzo, Supergrass publica su nuevo álbum Diamond Hoo Ha Es el sexto álbum de la banda británica, emblema del britpop, después de tres años de silencio y 14 de carrera.

El 24 de marzo se publica Diamond Hoo Ha, el sexto álbum de estudio de Supergrass que presenta a la banda en su momento cumbre. Es un disco de rock’n’roll enérgico, impactante y valiente, con el sonido de una banda con 14 años de carrera a sus espaldas y una capacidad para escribir canciones que le ha permitido sobrevivir a compañeros de viaje del britpop (Oasis) y estrechar la mano de estrellas actuales (Arctic Monkeys). “Queríamos un disco en el que estuviera todo de Supergrass”, explica el cantante Gaz sobre su nuevo trabajo. “La alegría, la intensidad, la oscuridad, las melodías. Todo esto ha sido importante para nosotros y lo sigue siendo”.
Tres años después de la publicación de su último álbum y de la gira correspondiente, la banda británica formada por Gaz Coombes (voz, guitarra), Mick Quinn (bajo, voz), Danny Goffey (batería, voz) y Rob Coombes (teclados) se encerró en la granja que los hermanos Coombes tienen en Rouen, en la Normandía francesa, y comenzó a trabajar en su estudio casero. “El álbum comenzó a tener una dirección muy centrada y me gustaría pensar que era la correcta, aunque un tanto melancólica”, dice Gaz.
Tras esta primera etapa, Supergrass viajó a Hansa Tonstudios, los legendarios estudios de Berlín donde David Bowie había grabado los álbumes Low y Heroes en 1977. “No ha cambiado mucho desde los años 70”, afirma Danny, “y costó cuatro días sacar un buen sonido. Pero el ambiente era genial. Fue un comienzo un tanto inseguro, pero volamos después de aquello”. Allí la banda se reunió con el productor Nick Launay (Nick Cave, PIL, Gang Of Four...), deseoso de trabajar con Supergrass. “Le gusta nuestra música desde hace tiempo y nos hemos entendido a la perfección”, dice Gaz. “Nos dijo que quería que fuésemos a por todas y fue liberador”.
Diamon Hoo Ha contiene canciones como Return Of Inspiration, que comienza con un latido de garaje, mientras Bad Blood nació durante una madrugada en Reyjakvik (Islandia), inspirada en el contraste entre la tranquilidad del día y la locura alcohólica de la noche. Whisky Green Tea incluye una introducción con sabor oriental, riffs furiosos y un saxofón excéntrico a cargo de Pete Wareham y Rebel In You es un tema en el que, según Danny, “ves a uno de tus mejores amigos descarrilándose jodidamente”. Diamond Hoo Ha Man, que da título al disco, “es una canción un poco malvada, con todas esas imágenes que aparecen: Un camello secuestrando mujeres y metiéndolas en maletas...”, dice Gaz. Y Danny continúa: “Pero también significa pasarlo bien, alguien que es excesivo, un buscados de emociones”. Junto a ellas, temas que harán las delicias de los seguidores el emblemático grupo, como When I Needed You, 345, Rough Knuckles, Ghost Of A Friend, Outside, Butterfly...
El verano pasado, con el álbum terminado, Supergrass actuó junto a Arctic Monkeys en algunos grandes conciertos al aire libre, lo que da fe del respeto que las jóvenes generaciones tienen hacia la veterana banda británica, superviviente de las que surgieron en los años 90. “Somos respetados por nuestra experiencia y trayectoria”, dice Gaz. “Siempre intentamos ser conteporáneos con nuestra música”. Poco después, Mick Quinn se cayó sonámbulo de la ventana de un primer piso en Toulouse (Francia) durante unas vacaciones familiares, con el resultado de dos vértebras rotas y un talón destrozado en 15 pedazos. A punto de quedarse parapléjico, tras dos operaciones y dos meses de hospital, ya se había recuperado.
Mientras tanto, Gaz y Danny actuaron bajo el nombre de Diamond Hoo Ha Men en pequeños clubes de Londres. “Sólo existió para no quedarnos sentados mientras se recuperaba Mick”, dice Gaz. El nombre de esta banda temporal es también el del nuevo álbum de Supergrass. Es Diamond Hoo Ha, que significa el regreso de Supergrass, una de las bandas emblemáticas del rock británico. “El amor que sentimos por el grupo es mayor que nunca. Lo que hemos logrado y podemos lograr es genial”, dice Danny. Y Gaz remata: “Nos sentimos como una banda nueva. Los problemas personales nos han hecho sentir frescos, existe una nueva conexión entre nosotros y eso se refleja en las canciones”.