La banda Dvicio lanza 'Laberinto'. | PEDRO WALTER

El regreso de Dvicio: "Hemos salido del laberinto"

La banda lanza nuevo disco, 'Laberinto', con nuevos sonidos, tecnología, ganas y, quizá, fans. Un trabajo "de dentro afuera", y no al contrario, resumen.

Clara Hernández / Vídeo: GIAN CARLOS TOLEDO

Cuando se trata de Dvicio, sobran las presentaciones. Durante casi una década de trayectoria, han andado y desandado caminos rectos, enredados, gloriosos o curvilíneos. Han sobrevivido a tsunamis de fans en Tailandia y taquillas agotadas en México y Puerto Rico (también al lanzamiento de objetos en un certamen musical por parte de un público que prefería el reggaeton a su música, justo en sus inicios). Han firmado himnos generacionales y cuatro álbumes de estudio que les han reportado un premio 40 Principales o un Premio Dial, entre otros. Y han encajado clasificaciones de 'boy-band' (algo que no les gusta nada porque, aclaran, ellos no lo son), provocado desvelos y despertado algún prejuicio.

En ese tiempo sus componentes -Andrés Ceballos (voz, piano), Martín Ceballos (bajo, coros y hermano del anterior), Alberto González (guitarra), Nacho Gotor (guitarra) y Luis Gonzalvo (batería)-, cinco chicos de Rivas-Vaciamadrid (Madrid), que se conocen desde niños, se han mantenido unidos y muy lejos de la vanidad que con frecuencia se atribuye a su mundo (al menos, esa es la impresión que queda tras hablar con ellos en una entrevista en la que las preguntas se distribuyen equitativamente entre todos sus integrantes porque, que quede claro, son banda).

Ahora lanzan 'Laberinto', un disco que trae cambios y se ha hecho "de dentro afuera", apunta el grupo. Grabado con Dolby Atmos, puede disfrutarse, además, en Apple Music con el sonido envolvente y espacial que permite esa tecnología (la plataforma musical garantiza el audio "sin pérdida"). 

Mira el vídeo con la entrevista íntegra: 

DVicio, en 7 preguntas: 

'Laberinto' está grabado con sonido espacial. ¿Sois más analógicos, digitales o metavérsicos?

A nosotros nos pilla digitales; metavérsicos deben de ser quienes han nacido de 2010 para arriba. Pero sí que ese mundo hasta nos da un poco de miedo. Un poquito de realidad virtual, vale, 10 minutos y poco más. 

'Laberinto'. ¿Habéis logrado salir de él con buen pie? 

¿Con buen pie? Hemos salido llenos de aprendizajes y cicatrices de lo que ha sido este año, también con fuerzas para hacer este disco y presentarlo, pero el laberinto simboliza todos estos años de camino y de carrera, todos los discos anteriores, las veces que nos hemos chocado contra la pared y hemos tenido que volver y hemos dicho "por este camino no es, por este camino no nos sentimos nosotros". Ahora sentimos que estamos saliendo del laberinto que es una manera metafórica de decir que estamos siendo más nosotros mismos que nunca.  

Dvicio, la banda madrileña al completo. | PEDRO WALTER / GTRES

El disco trae cambios, ¿qué fan creéis que os dará y cual os quitará?

Esperemos que no nos quite ninguno y que ganemos muchos más aunque tal vez este disco está enfocado a un público más maduro, más como lo que somos nosotros hoy en día. Hace casi ocho o nueve años del primer disco y eso genera una evolución y una diferencia. Quienes vayan a los conciertos serán gente más acorde a nuestro momento y nuestra edad. 

¿Hacer pop hoy en día significa ser objetivo de 'bullying'?

Cuando haces una canción no tienes por qué indicar el género que supuestamente es, puedes inventarte lo que quieras siempre que los cinco estemos contentos con la coherencia de las cancione.s No nos gusta limitarnos a un género o a otro, eso te encasilla y te limita muchísimo. Es cierto que nosotros hacemos pop. Este disco, en particular, es un disco que tiene sonidos más épicos que otros anteriores y sobre todo nos hemos enfocado en pensar en el directo, cómo va a sonar en concierto. Ese ha sido el objetivo real de este disco. 

En vuestra profesión, ¿qué se castiga más, un buen físico o un mal físico?

Andrés Ceballos: Yo, personalmente, creo que el prejuicio hace pensar que no puede convivir que una persona que se vea bien, con un buen físico, sea alguien talentoso. Y creo que ese prejuicio hace que a veces uno no se pare a escuchar una canción o un disco. Creo que se castiga más... [piensa unos segundos] el buen físico.  

Vuestras letras hablan de amor romántico, sin lenguaje explícito. ¿Es mejor sugerir que enseñar?

Depende del fin. Nuestra forma de hablar es justo la que transmitimos al escribir. Si no hablamos de manera explícita, no escribimos de manera explícita. Es lo más natural y lo que llevamos haciendo desde que empezó el grupo: comunicar justo lo que sentimos en forma de canción. Eso ha conectado con un grupo de gente y no lo vamos a cambiar por modas. Justo este disco se ha hecho desde dentro hacia fuera, y no desde fuera hacia dentro.  

Muchos artistas se han manifestado sobre la salud mental. ¿Cómo la manejáis vosotros?

Lo bueno es que nuestra carrera no ha sido explosiva desde el principio. Empezamos teniendo 22 o 23 años, y no es que saliéramos por la televisión y ya no pudiéramos salir por la calle. Ha sido una evolución bastante continua. Vivimos la fama cuando estamos en un concierto o cuando estamos juntos pero en mi caso (Martín) voy por la calle y no me reconoce nadie Eso sí, si todo esto afecta a tu salud, es conveniente tratárselo para poner los pies en la tierra. Salir a hacer conciertos, que lo hemos echado.