“Adelgaza conmigo”, un método revolucionario que funciona

Descubre el método de adelgazamiento que el Doctor Yann Rougier ha elaborado tras veinticinco años de experiencia y que está avalado médicamente.

El Dr. Rougier, que goza de un gran prestigio en el campo de la nutrición, creó la Fundación NPH (Nutrition, Prevention and Health) con el objetivo de estudiar un nuevo método de adelgazamiento que pudiera poner fin a las enfermedades que estaban surgiendo a causa de la malnutrición y los trastornos alimenticios entre jóvenes y no tan jóvenes. Se trata del método SLIM-data® (Slimness with the Lowest Index of Metabolism).
El autor es asesor nutricionista de varios equipos de fútbol (como el Arsenal FC y Mónaco, entre otros), lo fue del jugador del Barcelona Thierry Henry en su etapa en la Liga Inglesa y es amigo íntimo de Alberto de Mónaco.
El doctor, especialista en la neurobiología y que, por lo tanto, conoce a la perfección los vínculos entre el metabolismo y el cerebro, asegura que nosotros no somos los responsables de los kilos de más, sino que el culpable es el cerebro. Asegura que nuestra dieta ha cambiado más en estos últimos 50 años que en los 50 siglos anteriores, y afirma que ahora se come mucho, muy rápido y mal, ya que se consumen demasiados productos dulces, salados y refinados. El resultado: un desorden progresivo del metabolismo que lleva a nuestro cerebro a reclamar un exceso de comida innecesaria.
Precisamente, el método que Rougier presenta en Adelgaza conmigo carece de prohibiciones o cálculos complicados y está basado en la reeducación del metabolismo. Se trata de establecer los límites de cantidad y la frecuencia adecuada de comidas para que el cerebro no reclame más nutrientes de los estrictamente necesarios. Al comer demasiado, el cerebro se acostumbra a registrar una determinada ingesta que reclama una y otra vez sin distinguir si es la cantidad adecuada para el organismo. Por eso, durante una dieta, el cerebro busca la mínima excusa para intentar regresar al sobrepeso al que está acostumbrado y no a la delgadez programada desde nuestro nacimiento.