La guía definitiva para perder grasa antes de verano

El truco está en entender la diferencia entre los diferentes tipos de grasa que se almacenan en el cuerpo y mantener el equilibrio entre ellas con dieta y ejercicio.Tenemos tres tipos de grasa en el cuerpo. Veamos cómo poner orden entre ellas.

Pierde grasa en verano

Número 1. Grasa subcutánea

Se localiza directamente debajo de la piel y puede estar en cualquier sitio, no solo en el abdomen sino que también se puede acumular en los brazos, las piernas y hasta en la cara.

¿Cuál es su función? Esta grasa, además de ser un almacén de energía y una especie de almohada amortiguadora para el cuerpo tiene otra función importante porque genera la adiponectina, una hormona que ayuda a regular la producción de insulina. “Paradójicamente mientras más grasa subcutánea se acumula menor es la producción de dicha hormona, por lo que un exceso de grasa subcutánea puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

¿Cómo perder grasa subcutánea? Contar calorías es importante para reducir los niveles de grasa pero moverse parece crucial para eliminar este tipo de grasa. Un estudio realizado en Reino Unido demostró que las mujeres que caminaban, pedaleaban o usaban el transporte público tenían casi un 1,5% menos de grasa que las que usaban el coche para sus actividades diarias.

Número 2. Grasa Visceral

Se localiza en las zonas profundas del abdomen en los espacios que existen entre los órganos de esa zona del cuerpo

¿Qué hace?

Se considera una grasa tóxica porque secreta las proteínas pro inflamatorias llamadas citoquinas que afectan la producción de insulina e incrementa la inflamación. Todo esto se relaciona con el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo perderla? Para movilizar la grasa visceral es esencial llevar una dieta balanceada. Comer proteínas magras y controlar la ingesta de carbohidratos y grasas. El ejercicio más adecuada para quemar esta grasa es el cardio, sobre todo correr hasta alcanzar el 80% de la capacidad cardíaca.

Número 3. Grasa marrón

Se localiza alrededor del cuello, el pecho y la clavícula. Al principio se creía que solo estaba presente en los niños para ayudarles a mantener la temperatura corporal, pero un estudio publicado en 2009 reveló que algunos adultos también tenían este tipo de células grasas.

¿Qué hace? Se considera una grasa buena que se activa en el metabolismo cuando el cuerpo está expuesto a temperaturas bajas. Es una grasa quemadora de calorías por lo que no habría que intentar eliminarla.

¿Cómo fortalecer este tipo de grasa? Dado que la grasa marrón se activa con el frío habría que exponerse entre diez y quince minutos a temperaturas frías para producir la hormona irisina que convierte otras grasas corporales en grasa marrón. También funcionaría mantener el termostato por debajo de 21 grados. Según un estudio australiano las personas que viven a esas temperaturas generan hasta un 40% más de grasa marrón que aquellas que viven en casa más calentitas.

Síguele la pista

  • Lo último