Una fotógrafa inmortaliza a mujeres tras el embarazo

Cuerpo tras el embarazo
Facebook | Ker-Fox Photography

También puede interesarte:

Todas detestamos las marcas, cicatrices, estrías y todos los cambios que se producen en nuestro cuerpo casi sin avisar. Nos gusta conservar nuestro cuerpo bonito, tal y como estamos acostumbradas a verlo y que, esos cambios, se den con la edad y de manera progresiva. Sin embargo, cuando estos aparecen de repente, cuando hay algo que transforma nuestra piel fina y tersa o hace que aparezcan marcas que no teníamos, nos negamos a que se instalen en nosotras.

Pero, ¿qué ocurre cuando esos cambios se producen por algo tan maravilloso como tener un bebé? ¿es la misma reacción que cuando nuestro cuerpo cambia por otros motivos? En la mayoría de los casos, sí. Tras la maternidad, gran parte de las mujeres se someten a dietas, fuertes entrenamientos, jornadas completas en el gimnasio e incluso, en muchos casos, a operaciones estéticas para que el cuerpo vuelva a su ser.

¿Debería ocurrir así? ¿debería ser esa nuestra preocupación tras vivir el momento más importante de nuestra vida? ¿no deberíamos pensar que esas marcas son la consecuencia directa de algo maravilloso? Eso es lo que piensa Neely Ker-Fox, una fotógrafa estadounidense y madre de dos hijos que, tras dar a luz a dos nuevas vidas y comprobar que no reconocía su propio cuerpo, decidió dar un giro de 180º a su visión de la belleza.

Cuerpos3

Foto: Facebook | Ker-Fox Photography

Un día, de repente, Neely se vio entre el duelo por su viejo cuerpo y el asombro y admiración por la nueva vida que había creado. Fue en ese momento cuando tomó conciencia de la verdadera faceta de la belleza: la naturalidad. Decidió que lo realmente importante de sus marcas, estrías y pieles sin firmeza no era la simple apariencia, sino lo que estas significaban. Aprendió a amar sus marcas de guerra porque años después, al verlas, recordaría que son la prueba más fiel de la que había sido la mejor época de su vida.

Pero Neely no se conformó con sentirse bien consigo misma, quería ayudar a otras madres para hacerles ver lo bonito que podía ser un cuerpo tan atacado. Así que movilizó las redes sociales y medios de comunicación para hacer un llamamiento a mujeres que, en su misma situación, quisieran ser fotografiadas, con sus marcas y sus bebés, y hacer eco de esta nueva visión que quería transmitir sobre la belleza natural.

Cuerpos2

Foto: Facebook | Ker-Fox Photography

La respuesta fue asombrosa. El proyecto inicial de Neely, que consistía en fotografiar a 16 mujeres, acabó con 30 modelos, que inmortalizaron, no solo sus cuerpos, sino las imágenes más tiernas con sus hijos, en las que mostraban la felicidad que transmite la maternidad, independientemente de las secuelas que ésta deje en la figura femenina. _Estas fotografías, además de dejarnos una imagen para el recuerdo, nos dan una lección sobre la importancia que tiene la felicidad en el punto de vista de la belleza.

Síguele la pista

  • Lo último