Abdominales hipopresivos: ¿Qué son y para qué sirven? | nensuria / ISTOCK

Abdominales hipopresivos: un gran ejercicio para adelgazar, mejorar la postura y reducir cintura

Los ejercicios hipopresivos son una alternativa menos lesiva a las tradicionales abdominales. Además de mejorar la tonificación y musculatura, te ayudará a mejorar el suelo pélvico.

 

A.M

Los ejercicios hipopresivos se han convertido en una técnica que se ha puesto cada vez más de moda. El objetivo es estimular los músculos abdominales y pélvicos, lo que en consecuencia ayuda en gran medida a tonificar los abdominales y fortalecer el núcleo, más conocido como core.

El término "hipopresivo" significa reducir o disminuir la presión. Los ejercicios hipopresivos, creados originalmente para ayudar a las mujeres en etapa de posparto, se han expandido más allá del ámbito clínico y se han convertido en un entrenamiento de bajo impacto que ayuda a fortalecer el abdomen y marcar cintura. Cuando hablamos de ejercicios hipopresivos es elemental conocer la técnica que nos permita centrarnos en la respiración diafragmática.

Entonces ¿qué son los ejercicios hipopresivos?

También denominados gimnasia abdominal hipopresiva, estos ejercicios están diseñados para ejercitar aquellos músculos del suelo pélvico que, de otro modo, no se ejercitarían en absoluto por ningún otro medio. Con la técnica hipopresiva, estos músculos activan otros músculos abdominales, como el transverso y los oblicuos abdominales, que también se trabajan.

Estos ejercicios fueron desarrollados por el Dr. Marcel Caufriez para ayudar a las mujeres en etapa de posparto a prevenir o recuperarse de las disfunciones del suelo pélvico. 

Pero con el tiempo, otros médicos reconocieron la necesidad de ampliar el alcance y los usos de los ejercicios hipopresivos fuera de un entorno clínico. Fue así como se desarrolló un programa de ejercicios hipopresivos que ahora pueden utilizar tanto hombres como mujeres, para fortalecer el núcleo. Los ejercicios hipopresivos también son utilizados por deportistas altamente entrenados por sus beneficios en el fortalecimiento del core, lo que ayuda a aumentar el rendimiento en general.

En esta técnica la respiración es de suma importancia para aprovechar al máximo los beneficios de los ejercicios hipopresivos. Se centra en el uso de la respiración diafragmática, que reduce la tensión física en la zona abdominal y ayuda a prevenir las hernias. Una respiración correcta puede activar las fibras musculares de contracción lenta del suelo pélvico, lo que nos ayuda a prevenir la fatiga y a aumentar la resistencia.

El aire debe inhalarse por la nariz y exhalarse por la boca. Las respiraciones deben ser profundas y el aire debe mantenerse durante 7-10 segundos. Los músculos abdominales deben contraerse mientras se inspira después de exhalar completamente. La exhalación debe completarse de forma que todo el aire inhalado se vacíe. Al principio puede parecer una forma de respiración complicada, sobre todo porque estamos acostumbrados a respirar de la forma contraria, pero con un poco de paciencia y perseverancia, podemos dominar este tipo de respiración que nos reportará grandes beneficios.

Cómo empezar

Antes que nada debemos estar relajados. El siguiente paso será encontrar la postura correcta, seguida de la respiración con el diafragma. Lleva algo de tiempo y práctica, pero con el tiempo serás capaz de inspirar y contraer tus órganos internos. Llegará el momento que podrás hacerlo incluso mientras haces una plancha. Pero para iniciarte lo mejor es hacerlo sentada en posición de loto. 

¿Sirve para adelgazar?

Sí, está comprobado que si se realiza un buen entrenamiento de hipopresivos y se hace con constancia el perímetro de la cintura puede llegar a reducirse hasta un 9%. Además si mantienes una dieta balanceada y realizar ejercicio con regularidad pronto podrás ver mejores resultados.