Dominique Lapierre, el aventurero solidario

En “Un arco iris en la noche” (Planeta), el rey del best seller reconstruye con rigor y pasión la historia de Suráfrica.

Dominique Lapierre, el aventurero solidario

Se enamoró de India al escribir La ciudad de la alegría y donó la mitad de sus derechos a los defavorecidos de Calcuta. El autor sigue relatando las miserias y las esperanzas del mundo, recalando ahora en el país de Mandela.

También esta novela es un fresco histórico. ¿Cuál fue el mayor reto a la hora de escribirlo?

El mayor desafío consiste en recopilar una cantidad de documentación que, al menos, dé para escribir diez libros sobre la misma historia. Un arco iris en la noche me llevó más de tres años.

¿Tuvo que arriesgar su vida?

Un día cuando salía a desayunar… ¡me crucé con una manada de ocho leones! Suráfrica sigue siendo un país salvaje. Capturar su atmósfera ha sido una aventura fantástica.

¿Ha llegado a alguna conclusión?

Sí, que a pesar de las dificultades y penurias que atraviesa, a Suráfrica le queda un futuro prometedor por delante.

Síguele la pista

  • Lo último