Deporte a primera hora

Deporte, gimnasio, entrenar, calorías, cuerpo, músculos, rutina, adelgazar, verano, trucos

El deporte ya de por sí es beneficioso para nuestro cuerpo y nuestra mente, sin embargo, cuando entrenamos por la mañana sacamos más partido al esfuerzo que realizamos.

El único problema es la pereza que nos asalta en la cama, por ello prepara tu bolsa la noche de antes y déjalo todo listo. Al levantarte, desayuna (es necesario un aporte de glucosa en sangre) y programa tu hora de salida.

5 buenas razones para hacer deporte a primera hora de la mañana:

1. Te despides de los imprevistos: ¿Cuántas veces tenías pensado ir al gimnasio por la tarde y has terminado sentada en una terraza? ¿Quieres practicar deporte pero el trabajo o tus obligaciones siempre se interponen? Sin embargo, cuando nos planteamos despertarnos un poco antes cada día para ir a correr o salir a andar logramos una continuidad en nuestro programa de actividad física.

2. Mejorarás tu humor debido a la producción de endorfinas. Se trata de unas moléculas producidas por una pequeña glándula situada en la base del cerebro que se estimula con el ejercicio físico. Las endorfinas permiten inhibir las fibras nerviosas que transmiten el dolor, disminuyen la ansiedad y aumentan la sensación de bienestar.

3. Regulas el ritmo circadiano. Es el que regula el ciclo sueño-vigilia que se repite constantemente en nuestra vida. El ejercicio ayuda a regularlo y evita las temidas noches en vela. A última hora del día, no obstante, no se recomienda hacer ejercicio si se tienen problemas de insomio ya que puede provocar una activación del organismo.

4. Evitas el calor. A primera hora del día el sol aún no aprieta y el ejercicio no se hace tan pesado. La temperatura, ahora que se acercan primavera y verano, es muy importante para evitar una insolación o la deshidratación de nuestro cuerpo.

5. Aceleras la eliminación de líquidos. Una práctica deportiva de baja intensidad ayuda a eliminar los líquidos de la zona facial y reduce las bolsas de los ojos. Y si tu objetivo es perder peso, realizar ejercicio aeróbico al empezar el día genera un mayor consumo de grasas. ¿Quieres mejorar tu fuerza? En este caso, busca un hueco en las horas centrales del día.

Tras tu entreno, toma un tentempié y... ¡Lista para ir a la oficina!

Síguele la pista

  • Lo último