Terraza decorada con olivo artificial de Maisons du Monde. | Maisons du Monde

De Ikea a Maisons du Monde: plantas artificiales que parecen de verdad (y son preciosas), para tu terraza o tu salón

No siempre disponemos de tiempo para dedicar a nuestras plantas el tiempo que necesitan. Las plantas artificiales pueden ser la solución, sobre todo si son tan bonitas como estas. 

Clara Hernández

Te encantaría ver tu terraza convertida en un vergel o dar un toque verde a tu salón pero mantener tus plantas bonitas y en buen estado te resulta muy complicado o, incluso, imposible debido a tu apretada agenda, que te impide darles los cuidados que necesitan o porque, tal vez, no tienes mano con la jardinería. Pues bien, hay buenas noticias: en los últimos años, las plantas y árboles artificiales han mejorado muchísimo en cuanto a diseño y calidad (las hay de látex, silicona... con texturas hiperrealistas), haciendo que, en muchos casos, sea casi imposible distinguirlos de los naturales. 

- Plantas que sí puedes tener en el dormitorio porque incluso mejoran la calidad del sueño.

- La nueva tendencia 'deco' para pisos pequeños es el 'closet office' (o cómo montar la oficina en un armario).

Además, a medida que ha ido creciendo su demanda, también ha aumentado su diversidad y hoy es posible encontrar plantas artificiales de todos los tamaños y variedades, altas y colgantes, tanto de interior, para tus habitaciones, como de exterior, para la terraza, incluyendo algunas exóticas y tropicales que difícilmente podrían soportar las temperaturas de tu ciudad. Porque otra de las ventajas de las opciones no naturales es que, además de desafiar al clima, la ausencia de riego y plagas, mantienen un aspecto perfecto durante mucho tiempo (cada vez más), algo que a lo que ha ayudado la tecnología. Y, muchas de ellas, son resistentes al agua y se pueden limpiar con facilidad. 

Planta artificial colgante de Ikea.  | Ikea

¿Cómo elegirlas? Simplemente, déjate guiar por el tamaño de la habitación donde deseas colocarlas (y esta puede ser una distinta al salón o la terraza; las plantas también quedan estupendamente en el baño, donde puedes probar con las colgantes, o la cocina, donde lucir un pequeño jardín vertical puede ser una gran idea. ¡Da igual que no haya luz natural!).

También tienes que tener en cuenta la sensación que quieres que transmitan (desde campestre a elegante o salvaje y cálida) y por tu gusto decorativo a la hora de optar por una variedad u otra. Los colores también son importantes, algo a lo que pueden contribuir las plantas con flores y los maceteros, a juego o no con estas. 

En cuanto a encontrar su rincón adecuado, prueba a colocarlas en el suelo, sobre un mueble o colgarlas del techo. En la terraza también pueden ir, además de sobre el suelo, ideal para las de gran tamaño, probar con trepadoras y jardines verticales, o con tiestos pequeños sobre baldas de una estantería sencilla. 

Una idea natural y divertida es combinar plantas y flores, al igual que colores, tamaños y especies. Y en cuanto a tiestos y maceteros, hay cientos de opciones (por ejemplo, cestos de fibras naturales), incluso de tutoriales en internet para hacértelo tú misma aprovechando objetos sorprendentes. 

Último consejo: si no quieres que nadie sospeche de que no son naturales, hay especies cuyo aspecto es mucho más difícil de detectar, como el aloe vera o las suculentas.

Mira nuestras doce plantas artificiales preferidas que parecen de verdad y son muy, muy bonitas.