Sofisticado, bohemio y ecléctico son sus caraterísticas. | Pierre MONETTA

Gypset, tu casa seducida por la estética gitano-hippy

Goito Paradelo | Woman.es

Sofisticado, bohemio y ecléctico son caraterísticas formales que van a determinar la decoración más atrevida y seductora del salón de tu casa durante esta nueva temporada invernal.

Una mezcla estética en la que en un mismo ambiente conviven y se respiran la elegancia de los salones más caprichosos del París de la postguerra y el desenfado y la juventud del movimiento hippy de finales de los años 70. Se trata, en definitiva, de una nueva vuelta de tuerca del estilo hippy.

Para conseguirlo, tan solo deberás dejarte guiar por una distribución en la que reine cierta armonía estética y en la que pueden aparecer juntas las butacas y accesorios que el diseñador Warren Platner creó en los años 60 y que ahora edita la productora Knoll, y los textiles más básicos para el suelo, en forma de tapices o alfombras, realizados en tejidos y fibras naturales de la colección Silai, que puedes encontrar en lo más nuevo de Gan para Gandía Blasco.

Accesorios como la lámpara de techo Fun Oda, en metal y firmada por Verner Panton y mobiliario realizado en metacrilato, como el aparador Dewery que Patricia Urquiola ha diseñado para Kartell contribuyen a que el modelo Gypset entre por la puerta grande de tu vivienda.

Tampoco podermos olvidarnos de algo tan importante como los papeles pintados y los solados, en los que las geometrías y los juegos ópticos dominan la estética de paredes y suelos. Lo más trendy: las cerámicas y teselas de Bisazza, y los rollos de papelde la colección “I love de 70s” de Papeles de los 70, una marca que recupera los diseños originales de esa época.