Cinco teorías fan sobre 'Encanto' que cambiarán para siempre tu forma de ver el último éxito de Disney

¿Una película de dibujos facilita? Ya, ya. 'Encanto', el último éxito de Disney sobre una familia con dones mágicos, ha hecho explotar la caja de las teorías fan. Bienvenidos a la ¿disfuncional? ¿tóxica? ¿traumatizada? ¿capacitista? familia Madrigal.

Cartel de la película 'Encanto', de Disney

Cartel de la película 'Encanto', de Disney

/ Disney

‘Encanto’ tiene canciones pegadizas (gracias, Lin-Manuel Miranda), una ambientación colombiana creada con exquisito respeto y una historia con las moralejas habituales: juntos podemos, la familia es lo primero, todos somos valiosos. En resumen, una película Disney para ver con los niños y olvidar rápidamente… Pero, entonces ¿por qué, desde que esta película llegó a Disney+, las redes bullen de teorías sobre el sentido profundo de esta cinta familiar?

Personajes de la película de animación 'Encanto', de Disney

Personajes de la película 'Encanto', de Disney

/ Disney

La trama es evidente: la familia Madrigal ha recibido el 'milagro' de un valle-santuario, una casa con personalidad propia y dones mágicos para toda la familia… excepto para Mirabel, la protagonista de la historia, que sospecha que algo en todo el hechizo empieza a resquebrajarse y emprende una investigación. Sin embargo, el tema de fondo de la historia no está tan claro. Tal vez porque hay un personaje muy ambivalente (la abuela: ¿heroína o villana?), ningún enemigo al que vencer y algunas preguntas en el aire (¿cuál es el origen del encanto? ¿Por qué Mirabel no recibe ningún don? ¿Quiénes son los perseguidores de la familia). Exploremos las teorías que la mente-colmena de la nube ha ido elaborando al respecto.

1. ‘Encanto’ es una alegoría de la discapacidad.

Varias personas y medios se han hecho eco de esta teoría, pero nuestra elaboración favorita es la de la tuitera Penélope Fernández. Según esta teoría, el hecho de que Mirabel sea la única sin poderes mágicos en la familia la convierte en una ‘discapacitada’ entre los Madrigal, algo que condiciona la dinámica del clan y el rol de cada uno de sus miembros: a Mirabel no se le permite hacer nada porque ‘no puede’ (ni siquiera las cosas que sí puede). Su hermana Luisa, la fuerte, la protege de todo; Isabela, en cambio, está condenada a la perfección para compensar las carencias de su hermana. Por eso no puede negarse al matrimonio que la abuela quiere para ella: la familia no puede permitirse más problemas.

2. La abuela es la villana de la película.

La abuela Alma llevó a los Madrigal al valle, recibió el milagro que les dio un refugio y se convirtió en su guardiana. Pero es ella quien está destrozando a la familia. Todos los Madrigal sufren ansiedad por culpa de sus altísimas expectativas: Pepa es un manojo de nervios, Luisa es una herramienta sin derecho a vida propia, Isabela no puede salirse de su papel de chica de oro… Bruno, el único que se salió del guion, ha sido exiliado y Mirabel, la nieta que no logró un don, es la desgracia de la familia. La villana, a base de toxicidad y falta de empatía, es la matriarca de la familia.

3. En el fondo, es una historia sobre refugiados de guerra y trauma transgeneracional.

Los Madrigal empezaron esta historia huyendo de la violencia (¿conquistadores españoles? ¿guerrillas). En el camino, perdieron su identidad, a Pedro, el abuelo, y su paz de espíritu. Sí, encontraron un refugio mágico, pero el pánico a perderlo, a no merecerlo y a volver a encontrarse indefensos perdura en la familia. Y aunque solo la abuela experimentó el trauma original (era la única adulta de los Madrigal cuando tuvieron que huir), ha transmitido ese pavor a sus hijos y nietos. Es más: para la abuela, la prioridad es salvaguardar a la familia, y esa meta está por encima del bienestar emocional de cualquiera de sus miembros. Su valor depende de lo que puedan aportar a la seguridad y supervivencia del clan. Su resentimiento hacia Mirabel, de hecho, proviene de la ‘inutilidad’ de su nieta en este sentido… y del propio terror de la abuela a perder un santuario que sigue sintiendo como precario.

4. La abuela es la creadora del encanto.

Una vuelta de tuerca a la teoría anterior es que la abuela es la creadora del ‘milagro’ que fabrica el valle y la casita mágica y la que otorga poderes a los demás miembros de la familia. Pero después de todos los horrores que ha vivido (la muerte de su marido Pedro, la huida) su autoestima está por los suelos. Por eso cree que el encanto es algo ajeno a ella, cuando ella es la ‘maga’ primigenia responsable de todo. Por cierto, según esta teoría Mirabel sí recibió un don: el mismo que su abuela, ya que es su heredera y la futura líder de los Madrigal. ¿Acaso no entiende Mirabel mejor que nadie a la casita, no es la primera en ver sus grietas y en detectar el debilitamiento del milagro? Otros detalles parecen dar solidez a esta teoría: Mirabel es quien ve (y entiende) la mariposa, y la única a quien la abuela le cuenta la historia completa de la vela que no debe apagarse. Un detalle más: la ropa de Mirabel tiene bordados que simbolizan a los otros miembros de la familia (una vela por la abuela, flores por Isabela, un camaleón por Camilo), dándonos a entender que ella es el corazón del clan.

Mirabel, protagonista de 'Encanto', de Disney

Mirabel, protagonista de 'Encanto', de Disney

/ Disney

5. La casita es el alma del abuelo Pedro.

Puede que no hayamos pensado demasiado en el personaje de la casita. Al fin y al cabo, en las películas infantiles abundan los objetos animados, desde los muebles de la mansión en 'La bella y la bestia' hasta la alfombra mágica de 'Aladdin'. Pero algunos usuarios de internet aseguran que el creador del encantamiento que salvó a la familia fue el abuelo Pedro: su sacrificio creó la magia que elevó las montañas para protegerles. De hecho, su alma permanece en la casa que servirá de nuevo hogar a los Madrigal. Hacia el final de la película, cuando la magia se debilita y la casa se desmorona, hace un gesto de despedida casi… ¿humano? Se admiten argumentos a favor y en contra.

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último