Budapest

Está de moda por reinventar su encanto tradicional con propuestas de la Europa más vanguardista. La hemos invitado a nuestras páginas como símbolo de proyección de futuro.

Vista del Puente de las Cadenas desde el Palacio Real.

A su selecta oferta cultural, con salas de conciertos y entradas para la ópera a 30 euros, la capital húngara añade tiendas de moda de cuidado interiorismo, restaurantes acogedores y sus emblemáticos cafés de 1800.

Budapest se mueve. A los inversores no se les escapa que tras su deteriorada fachada aguardan sorprendentes tesoros. Dividida por el Danubio, Buda ha quedado como zona residencial y es en las calles de Pest donde la ciudad vive su particular renacimiento; desde Andrassy o Városligeti Fasor, con un palacete tras otro, a la popular Liszt Ferenc, ambientadísima incluso en las noches de invierno. Artistas y galerías de arte se reúnen alrededor de la calle Falk Miksa y, una vez al año, abren sus puertas, toman el asfalto y celebran una fiesta en la que queman pinturas falsas, porque aquí historia y arte no admiten sucedáneos.

GUÍA BUDAPEST

Locales rehabilitados y nuevas apuestas son la clave de su modernidad.

CAFÉS Y RESTAURANTES

Negro. Szent Istvan tér 11 Estupenda terraza frente a San Esteban para tomar el aperitivo, comer, cenar o disfrutar de una copa en un ambiente cool.

Tom George. Október 6-8 Refinado y moderno.

Spoon. Vigadó tér 3. Kikötö. Si te apetece disfrutar de una comida sobre el Danubio, este es el sitio.

Fakanál. Vámház Krt 1-3. 1er. Piso. Situado en el gran mercado. Comida tradicional y popular para reposar tras un día de compras. Toda la plaza Liszt está llena de bares y restaurantes

Menza. Liszt Ferenc tér 2. Excelente hígado de ganso, pero se aconseja compartir ración si no se quiere morir en el intento.

Fresco café Lounge. Liszt Ferenc. 10. H-1061 Budapest. www.fresco.hu

Mo. Hercegprímás utca 3 Cocina tradicional húngara pero sofisticada. Excelentes postres, como la tarta de amapola. Admira todas sus lámparas.

Gundel. Állatkerti út 2 Una auténtica delicatessen. Inaugurado en 1894, lo han visitado todas las autoridades que han pasado por la capital, desde la emperatriz Sissi hasta la reina de Inglaterra.

Callas. Andrassy út 20 1061 Budapest. www.callascafe.hu Atractivo café rehabilitado según el estilo décó. Está junto a la Ópera.

New York Café. Erzsébet krt 9-11 Una joya. Cuando lo inauguraron, en 1894, lo denominaron «el café más bello del mundo». Hoy, recién restaurado, lo sigue siendo.

Síguele la pista

  • Lo último