5 trucos para buscar el trabajo perfecto, por Josef Ajram

Josef Ajram

Josef Ajram ya se dedicaba a lo que quería: trabajaba como asalariado invirtiendo en Bolsa. Sin embargo, un amigo le dio la clave para desarrollar su Fórmula de la Felicidad, cuya clave es dedicar 8 horas a trabajar, 8 horas al ocio y 8 horas a dormir.

Y, desde entonces, este 'coach' y deportista (entre otras cosas, porque ahora presenta su unión con eBay, para dar a conocer todo el contenido deportivo que hay en sus estanterías virtuales) tomó una decisión drástica: quería seguir trabajando en Bolsa, pero con sus propias condiciones, basadas en dicha fórmula, así que descubrió varias claves de lo que debe ser el trabajo perfecto.

1. Inversión controlada (y a tu alcance).Un factor clave a la hora de emprender un negocio (y que a Josef Ajram le ofrecía la Bolsa). Control de gastos y que éstos sean, para quien se enfrenta a ellos, de alguna manera, fáciles de enfrentar.

2. Control de costes fijos.Para invertir en Bolsa solo hace falta un ordenador. Si el negocio tiene elevado nivel de costes fijos quizá haya que replanteárselo antes de empezar.

3. Movilidad.Para Josef, por ejemplo, es importante tener posibilidad de trabajar desde cualquier sitio y seguir practicando su otra pasión, el deporte. Hoy en día, las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías (o ya no tan nuevas) es que hay diversidad de negocios que pueden desarrollarse en cualquier lugar.

4. Hay que saber perder.En la Bolsa es muy importante saber que, para ganar dinero, también hay que perderlo. Y, en muchos negocios, esto también se cumple. Josef explica que "hay que estar dispuestos a perder un poco", a pesar de que "el ser humano no está preparado para perder." La clave del éxito es la siguiente: cada vez que se tome una decisión hay que pensar qué ocurrirá si sale mal, qué va a pasar y cuánto se va a perder.

5. Eliminar horarios.Es mejor pasar menos horas trabajando pero ser eficiente. Según el 'coach', "hay que reconocer los momentos en los que hay que estar ahí y hay que estar muy concentrado." Además, esto puede implicar trabajar a deshoras porque, explica, "hay que estar cuando es más fácil ganar dinero. Esto es como una fiesta, ligas más cuando se van los guapos. En la Bolsa, los guapos son los americanos que, cuando es por la mañana en Europa, están durmiendo, así que hay que aprovechar ese momento. Para conseguir que funcione, dice, hay que asignar tareas a realizar y no horarios que cumplir.

Síguele la pista

  • Lo último