Will Smith, ingresado en una clínica de rehabilitación para gestionar el estrés

El actor ha querido tratarse voluntariamente

El actor de cine Will Smith

Nadie podría llegar a pensar que una ceremonia de los Oscar lograría pasar a la historia por acontecimientos extraordinarios y ajenos al cine. De la 94 edición de estos galardones no se recuerda que, por primera vez, ganó el premio a Mejor actor de reparto un actor sordo, Troy Kostor. Tampoco parece importar demasiado que, también por primera vez en su historia, tres mujeres se encargaron de conducir la infinita gala que tuvo lugar en la madrugada del lunes 28 de marzo.

Todo lo contrario: si por algo ha pasado a la historia es por el triste incidente protagonizado por Will Smith y Chris Rock, cuando el primero abofeteó al segundo después de que este hiciera una broma acerca del aspecto de su mujer. Por el momento, se desconoce si el cómico sabía que Jada Pinkett Smith sufre un trastorno de alopecia, pero lo cierto es que ese momento ha dado un giro radical en la vida de ambos. Ahora, mientras el éxito de uno, sube como la espuma, la opinión pública trata al otro de exagerado, machista e irrespetuoso.

Este último es Will Smith, quien, después de lo que él denominó "una de esas locuras que se hacen por amor", se ha visto inmerso en un continuo aluvión de críticas por parte del público, porque de Hollywood en general y de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas Norteamericana en particular nada se sabe. Una de las pocas voces que se ha alzado en estas circunstancias ha sido la de Wanda Sykes, una de las presentadoras de la gala, que ha criticado a los organizadores por haber permitido que el actor se quedase en la ceremonia a pesar de su violenta reacción.

Mientras tanto, Jada Pinkett Smith ha dejado de tener actividad en su cuenta de Instagram y, desde esta misma red social, Will ha pedido perdón tanto a sus compañeros como al agredido, antes de abandonar voluntariamente la Academia tras los rumores de que podría ser expulsado. También se sabe que dos de las producciones en las que iba a participar han sido canceladas y, según ha informado ahora The Sun, se conoce que el actor ha ingresado voluntariamente en una clínica de rehabilitación.

Según ha confirmado una fuente cercana a esta publicación, el actor "está muy afectado" por lo sucedido y, en este retiro voluntario, espera poder recibir "ayuda para lidiar con el estrés" generado por los acontecimientos derivados de la famosa bofetada. Tal y como se ha podido saber, este centro de rehabilitación es frecuentado por otras personas famosas y de gran poder adquisitivo, un lugar que podría ser ideal para que Will pueda superar "la batalla más importante de su carrera", según ha comentado esta fuente cercana al actor de 'El método Williams'.

Síguele la pista

  • Lo último