Gwyneth Paltrow | GETTY

Gwyneth Paltrow revela que estuvo a punto de morir en el parto de riesgo de su hija Apple

La actriz ha hablado de la experiencia dando a luz a Apple como una de las experiencias más aterradoras de su vida.

María Viéitez

Gwyneth Paltrow ha aprovechado su entrevista más reciente para hablar sobre cómo fue la experiencia de dar a luz a su primera hija, Apple. La actriz ha aparecido esta semana en el último programa del podcast 'Armchair Expert', de Dax Shepard, y ha descrito el parto como "una locura".

La fundadora de Goop comparte dos hijos con su exmarido, Chris Martin, cantante de Coldplay: Apple, de 17 años, y Moses, de 15.

En esta entrevista, los actores comenzaron hablando sobre cómo las redes sociales pueden ser una herramienta tóxica dependiendo de cómo se utilicen, e hicieron hincapié en que ejercen una terrible presión sobre las mujeres, a crear inseguridades y haciéndolas sentir que no se ven lo suficientemente bien.

Paltrow subrayó entonces que uno de los sectores que más afectados se ven por estos estándares irreales promovidos por las plataformas sociales son las mujeres embarazadas y las madres. Y es que en redes como Instagram se ha normalizado una falsa narrativa que hace creer a las mujeres que son madres que pueden y deben recuperarse físicamente inmediatamente después del embarazo, algo que solo es posible en muy pocos casos debido a todos los trastornos que provoca el embarazo en nuestros cuerpos.

- Este es el consejo sexual más valioso que Gwyneth Paltrow ha compartido con sus hijos

- Reese Witherspoon y la caricatura sexista que la hizo llorar: "Los medios pueden ser un castigo"

Y así, cambiando de tema, Gwyneth quiso compartir cómo fue su experiencia durante su primer embarazo y parto. La actriz y cantante estadounidense de 49 años reveló saber de primera mano que dar a luz puede ser una experiencia traumática.

"Tuve dos cesáreas. Mi hija fue una [cesárea] de emergencia, fue una locura, casi morimos. No fue nada bueno", confesó Paltrow. "Y ahora tengo una enorme cicatriz que me cruza todo el cuerpo y al verla todavía me quedo como: 'Oh, vaya, eso no solía estar ahí'. Y no es que sea malo o que quieras juzgarlo, sino que te quedas como: 'Oh, Dios mío'".

Volviendo a la peligrosidad de las redes sociales y cómo pueden afectar a la salud mental, Paltrow agradeció que no existiesen cuando tuvo a sus hijos. "Gracias a Dios que no existía Instagram cuando tuve a mis hijos, porque ahora, si veo a alguien diciendo: 'Oh, acabo de dar a luz hace dos semanas y tengo una barriga completamente plana, me digo: 'Vaya, eso no es lo que yo experimenté'", comentó.

Y continuo: "Nos alimentan con todas estas otras imágenes de cómo se supone que debemos vernos todo el tiempo, con bebés, sin bebés o como sea. Creo que las mujeres realmente necesitan ser amigas entre sí, y evitar cualquier juicio en torno a cómo tienes un bebé, sobre amamantas o no amamantas, sobre trabajar o no trabajar", dijo tajantemente. Y concluyó: "¿Sabes qué? Que sea como sea, lo hagas como lo hagas, estará bien".