Pese a los que dicen los rumores, Emma Stone sigue vinculada sentimentalmente al actor Andre Garfield (Spider-Man) | GETTY

Emma Stone, la mirada del éxito

Por su talento único -y por esa mirada felina-, Emma Stone tiene a hollywood rendido a sus pies.

Nando Salvá | Woman.es

 

Dado el glamour que derrocha nadie lo diría, pero Emma Stone solía ser una nerd. Tan nerd que, para anunciar a sus padres que quería ser actriz, preparó un PowerPoint. Pero han sido otras armas de persuasión –la vocación payasa, la modestia desgarbada, el carisma seductor– las que le han abierto un camino triunfal cuyo punto álgido es, de momento, la nominación al Oscar obtenida por 'Birdman' (2014). Mientras lo andaba –a través de títulos como 'Supersalidos' (2007), 'Criadas y señoras' (2011) o la saga 'The Amazing Spider-Man'–, sus prioridades han cambiado.

"Me interesaba la comedia, pero ahora aspiro a hacer películas ambiciosas que me intimiden", confiesa. Sus últimas películas permiten que la veamos por partida doble en plan tortolito. En 'Aloha', en la piel de una piloto militar, junto a Bradley Cooper; en 'Irrational Man', la segunda película que rueda con Woody Allen, junto a Joaquin Phoenix.

"Puede convertirse en la actriz más importante del mundo", dice Allen. Casi nada.

En 'Aloha', da vida a una joven mitad hawaiana, mitad asiática –al director Cameron Crowe le han llovido las críticas por la elección–. En 'Irrational Man', a una universitaria que vive un peligroso affaire con su alcohólico profesor.