Amanda Seyfried | GETTY

Amanda Seyfried se sincera sobre los problemas de salud provocados por el parto: "Estaba aterrorizada"

La actriz se ha hablado por primera vez de las complicaciones que tuvieron lugar durante el parte de su hijo y cómo repercutieron en su salud física y mental.

María Viéitez

Amanda Seyfried, que es madre de dos hijos, se ha sincerado por vez primera sobre las complicaciones que sufrió durante el parto del segundo pequeño. La actriz comparte su vida con el también actor Thomas Sadoski, y ambos son padres de Nina, de 4 años, y Thomas, de 1.

Según ha contado en su más reciente entrevista con la revista People, antes de dar a luz a Thomas, tenía pánico de poder padecer una posible depresión posparto. Ese miedo la obligó a buscar técnicas que le ayudasen a afrontarlo y continuar.

Handout / GETTY

"Hubo algo que salió mal en mi segundo parto", comentó Amanda a los representantes del medio en la misma noche en que asistía a la proyección de su nueva película, 'A Mouthful of Air', en el Hotel Roxy en Nueva York. "El bebé estaba bien, pero fue complicado y doloroso. No tenía que suceder, y lo hizo, así que agregó un nivel adicional al trauma", explicó.

- Amanda Seyfried pisa la alfombra roja de los Oscar convertida en un cisne rojo

- El look Cabaret de Amanday Seyfried

Seyfried, de 35 años, y Sadoski, de 45, anunciaron en septiembre de 2020 que estaban esperando a su segundo bebé. Lo hicieron a través de un comunicado de INARA y War Child, una fundación que provee de asistencia médica a los niños heridos en la guerra y de la que los actores forman parte.

"Desde el nacimiento de nuestra hija hace 3 años, nuestro compromiso con los niños inocentes que se ven tan brutalmente afectados por los conflictos y la guerra ha sido una fuerza motriz en nuestras vidas", decían en la declaración. "Con el nacimiento de nuestro hijo, el trabajo de INARA y War Child se ha convertido en nuestra estrella del norte".

Una de las formas en que el parto de Thomas repercutió en Amanda fue dejándole un problema en la columna vertebral. Tal y como contó Seyfried, el dolor de espalda le imposibilitaba atender a los pequeños y, en consecuencia, ella y su pareja tuvieron que hacer malabares para poder cuidar de los pequeños. "Simplemente, tienes que hacerlo. En ese momento, recién salida del hospital, tenía que darle de comer, mi marido estaba con mi hija, y, por suerte, tenía gente que podía llevarme al hospital", comentó la actriz.

La nominada al Oscar cambió entonces a un tono positivo y tranquilizador, mostrándose optimista sobre su estado de salud actual. "Estoy bien. Fue algo físico, algo de la columna vertebral, pero estoy bien". 

Aunque en este caso se trate de un problema de salud física, ya en otras ocasiones Seyfried se ha mostrado cómoda hablando sobre su salud mental. Ya en 2016 contó al medio Allure que se medicaba contra el TOC (trastorno obsesivo compulsivo). "Sí. Estoy tomando Lexapro y nunca lo dejaré. Lo tomo desde los 19 años", contó.

Y a causa de sus antecedentes, decidió tomar medidas durante su embarazo para evitar una posible depresión posparto. "Me aterraba la idea de sufrir una depresión posparto. Acabé haciendo mucha terapia cognitivo conductual antes de tener a mi primer hijo, y tuve mucha suerte, porque no sufrí ninguna depresión. Sentí que, de alguna manera, había ganado. Y continuó: "Fue duro, fue muy dura la lucha, pero no fue nada que no creyera que pudiera manejar. Y con mi segundo hijo, eso se debe en parte a que estaba tomando mi medicación y nunca la dejé", concluyó.

'A Mouthful of Air', película protagonizada por Seyfried, llega a los cines este próximo viernes. En la premier, la guionista y directora del filme, Amy Koppelman, que interactuó durante el rodaje con la primogénita de la actriz, no pudo hacer otra cosa que deshacerse en elogios: "Es la más cariñosa, amable, divertida y atenta. Los mejores valores que podrías tener, los tiene ella".