Kourtney Kardashian habla sobre su cambio de peso: "Me ha costado mucho sentirme cómoda y feliz"

La empresaria, que ha aumentado de peso a raíz de someterse a un tratamiento de fecundación in vitro para intentar ser madre con su marido Travis Barker, ha respondido a quienes critican su imagen constantemente en las redes. 

Kourtney Kardashian

No es la primera vez que Kourtney Kardashian habla y muestra su cuerpo con naturalidad, pero no por ello deja de ser destacable y loable que lo haga teniendo en cuenta su posición social y la capacidad de impacto que tiene en la sociedad. La mayor del clan Kardashian-Jenner, que recientemente posó desnuda para presentar su nuevo proyecto y ya mostró al mundo sus estrías, por ejemplo, ha vuelto a tocar el tema de la imagen corporal en el último episodio de The Kardashians, el programa que su familia protagoniza en Hulu, la plataforma de Disney.

Kourtney se ha sincerado acerca de la imagen que tiene de su propio cuerpo y sobre cómo aprende a aceptar los cambios que en este se van produciendo. El último, según ella misma confiesa, se debe a que ha cogido algunos kilos a raíz del tratamiento de fecundación un vitro (FIV) al que se sometió para intentar ser madre junto a Travis Barker. "Obviamente, mi cuerpo ha cambiado. Pero fueron todas las hormonas que me pusieron los médicos", rebela en el último capítulo del show recién estrenado en Estados Unidos.

Según cuenta Kourtney Kardashian en dicho programa, "Ocho meses de tratamiento de FIV definitivamente han afectado mi cuerpo mental y físicamente. Creo que me ha costado mucho llegar a sentirme realmente cómoda y feliz con los cambios", y reconoce que no es fácil leer y escuchar las críticas recibidas a su imagen por este motivo en las redes sociales, que han sido claves para que ella y sus hermanas hayan levantado su imperio empresarial. Kardashian asegura que el papel que ha jugado en este pero eso Travis Barker ha sido clave para ella en sentido positivo.

"Todos los días, Travis dice: 'Eres perfecta’. […] Si me quejo, me dice: 'Eres perfecta. Estás tan bien... Nunca has estado mejor'", dice Kardashian. El pasado mes de mayo, Kardashian, que es madre de tres hijos con su exmarido Scott Disick —Mason, de 11 años; Penelope, de 9 ; y Reign, de 6—, también explicó que debido a este tratamiento había entrado en un período de menopausia precoz.

Elogia su físico

Pese a que ha pasado por un momento complicado a raíz de las consecuencias del tratamiento de fertilidad al que se ha sometido este año, Kourtney Kardashian ha alcanzado un punto en el que está feliz con su cuerpo. "Tener una pareja que me apoya tanto y siempre me felicita, pase lo que pase, me ayudó a aceptar los cambios y, de hecho, al punto en que amo los cambios ahora", explica en The Kardashians al respecto la empresaria, que ahora cataloga su trasero como “increíble”.

No en vano, afirma que le resulta “vergonzoso” ver fotos de su cuerpo cuando eras más joven y su trasero más pequeño. "Estoy muy interesada en mi cuerpo más grueso", señala Kardashian durante el episodio antes de sincerarse sobre cómo recuerda la época en la que estaba más delgada. "Cuando estaba superdelgada, era como una época en la que estaba muy ansiosa... “, continúa relatando. Asegura que no fue por comer ni por mantener un peso concreto, pero reconoce que era una especie de relación “tóxica”. "Cuando estoy superdelgada solo sé que no soy feliz", apostilla.

Kourtney Kardashian confirma que solía pesar 95 libras, apenas 43 kilos, y que después 47 kilos fue su peso habitual durante mucho tiempo. Ahora pesa 52. "Solía estar atrapada en el número", dice la influencer. "Me encanta tener más curvas. Es solo canalizar esa energía de reina y abrazar a la mujer que soy", concluye.

Síguele la pista

  • Lo último