Jennifer Lawrence se sintió violada tras la filtración de sus fotos desnuda

Han pasado ya tres años.

Jennifer Lawrence en los premios del gobernador en Estados Unidos
Jordan Strauss

Jennifer Lawrence estaba viviendo uno de sus mejores momentos profesionales y personales en 2014 cuando unos hackers subieron a Internet unas fotografías íntimas que la actriz guardaba en su teléfono. Un escándalo del que hasta ahora había hablado solo de pasada. Sin embargo, durante una entrevista para The Hollywood Reporter, la actriz ha decidido que es hora de explicarle al mundo cómo se sintió: “Sentí que estaba siendo violada por todo el put* planeta porque no había ni una sola persona en ese momento que no pudiera ver esas imágenes. Podrías estar en una barbacoa y que alguien te las enseñara en cualquier momento porque las llevaba en su móvil".

Jennifer Lawrence en la premiére de París de 'mother!'

Dior firma el vestido de escote palabra de honor que lució en el estreno

/ David Niviere

Además, afirma haberse sentido como una impostora porque mucha gente la seguía viendo como un ejemplo para las mujeres incluso después de que las fotografías hubiesen salido a la luz: "No sé cómo podían seguir pensando eso después de lo que había pasado". Aunque los autores del ataque fueron localizados, lo cierto es que Jennifer no quiso denunciar. ¿Por qué? "Eso no iba a hacer que yo recuperara la paz ni que me devolvieran mi cuerpo desnudo. Preferí intentar lidiar con ello y dejar las denuncias a un lado".

Sin embargo, la intérprete es consciente de que quizá nunca llegue a superarlo: "Aún estoy intentando aprender a manejarlo".

Síguele la pista

  • Lo último