Emprendedores en tiempos de crisis: New York Burger

New York Burger

Que en épocas de crisis surgen las mejores ideas y los negocios más originales es algo que se aprende desde el minuto uno en las escuelas de Economía. Al menos, es lo que se transmite al alumnado cuando la sociedad atraviesa por una de sus crisis más virulentas.

Emprender, esto es montar tu negocio, durante un momento económico complicado es... Exacto, complicado. Alcanzar el éxito es igualmente difícil: no hay más que leer el periódico cada día para saber que muchos quedan por el camino.

Pero hay gente que tuvo ideas, sencillas pero brillantes, que abren un rayo de luz, que hacen confiar en que todo puede ir bien y de la que podemos aprender: tal es el caso de Óscar Colmenares, responsable de New York Burger, una pequeña cadena de hamburguesas de calidad que nació en 2009 ("¡Vaya momento!" dirán algunos). Es la historia de la pasión por lo bien hecho y merece la pena conocer su historia.

¿Qué es New York Burger y cómo surge la idea? ¿En qué año comenzasteis vuestra andadura?

New York Burger surge como esa necesidad interna de llenar el vacío que tenemos los emprendedores hasta que no vemos realizada algunas de nuestras ideas de negocio.

Gran parte de mi vida laboral transcurrió trabajando en la banca, aconsejando desde el otro lado de la mesa a las empresas, viendo cómo nacen grandes ideas que funcionan muy bien y son exitosas y otras que fracasan, preguntándome qué tienen esas personas de especial. La respuesta que encontré es que son personas que viven permanentemente enfocados en ideas de negocio, que unas vez las conciben y están seguros, actúan (esta es la gran diferencia), superando todos los inconvenientes y dificultades que surgen en su camino, hasta volverla una realidad.

La idea de las hamburguesas venia rondando mi cabeza hacia varios años. Un amigo de New York me había inculcado la pasión por las barbacoas, los cortes de carnes y la opción de utilizar carne de primera calidad para picar. Entendí que la hamburguesa era el producto más universal que existe, que históricamente viene consumiéndose desde hace muchos años por todas las culturas, pero que venía perdiendo su estatus alimenticio al asociarlo con comida rápida de mala calidad.

En consecuencia nos propusimos como objetivo y misión principal, que define todo nuestro negocio, ayudarle a recuperar su buen nombre, desarrollando un producto con carne fresca de primera calidad, picada todos los días, asadas a la forma tradicional americana en la parrilla de carbón, acompañadas de varias opciones de panes no enriquecidos y sin conservantes.

Usamos nuestra imaginación y en vez de ofrecer las tres o cuatro clases de combinaciones tradicionales, creamos veinte combinaciones diferentes. Todo debía girar alrededor de la palabra calidad: materias primas, servicio al cliente, entorno de los restaurantes, etc.

Aunque la idea la teníamos clara, no pasamos a la acción hasta el año 2009, aprovechando las oportunidades que brindaba la crisis, los costes de los alquileres habían bajado, el consumidor quería seguir saliendo a comer fuera de casa, pero cada día exigía productos de mejor calidad a precios asequibles.

Fue en ese momento donde tomamos la decisión. Dejamos nuestro seguro empleo y, con la convicción absoluta en nuestra idea, ignoramos todos los consejos de las personas del entorno que nos decían que era una locura iniciar el negocio con la crisis económica. Pasamos a la acción y creamos New York Burger.

Dicen que las mejores ideas y negocios nacen en tiempos de crisis pero, ¿qué dificultades habéis encontrado por el camino?

La principal dificultad que encontramos fue conseguir los recursos financieros. Afortunadamente encontramos instituciones como Aval Madrid, entidad a la que presentamos nuestro plan de negocio y nos dio su respaldo para obtener una parte de los recursos necesarios y el banco BBVA.

Si aguantas una crisis como la actual, ¿crees que se puede aguantar ya todo?

Creemos que al haber nacido en la crisis y crecido durante ella, nos ha fortalecido, pero como todo cambia, vivimos permanente innovando y mejorando para enfrentar los nuevos retos que trae cada época. No podemos bajar la guardia.

¿Cuál es el futuro más próximo de New York Burger, qué proyectos hay?

Nuestro futuro es seguir creciendo. Soñamos con lograr abrir un restaurante en las principales ciudades del país.

Para finalizar, a nadie le gusta dar consejos pero, si buscas en tu interior, ¿qué le dirías a alguien que quizá tiene un sueño, bien sea una idea o simplemente el deseo de ser su propio jefe? ¿Qué se va a encontrar?

Para todo aquel que quiera emprender, le aconsejaría que se enfoque en la idea que más crea basado en su plan de negocio pero sobre todo en su intuición y de ahí en adelante se dedique a sacarla adelante y a superar todos los obstáculos que se van a presentar. La mayoría abandona ante las dificultades, luego la clave es creer y ser persistente.

Síguele la pista

  • Lo último