Beyoncé combina el Hollywood clásico con el contemporáneo con un resultado a la altura

La artista ha acudido a la gala Wereable Art con un diseño 'custom made' de Gucci

La artista Beyoncé

Hace tiempo que sabemos que Beyoncé luce cada una de sus propuestas con un estilo que solo Queen B sería capaz de destilar. La artista es muy consciente de cuáles son sus puntos fuertes y, por ello, existen patrones que se repiten cada vez que aparece en público. Las hombreras y los escotes son detalles con los que siempre arriesga porque sabe que va a triunfar igual dejando a la vista media pierna que la pierna entera. Por ese motivo, escoge la segunda opción, con resultados siempre fascinantes.

Otros de los complementos que no faltan en sus look son las lentejuelas, las plumas, las gafas de sol y las joyas. Gracias a ellos, es capaz de aunar en una sola propuesta ideas propias de la moda actual (cut-out, transparencias) con ideas de estilo más clásicas, sin perder ese aura de 'femme fatale' del Hollywood del cine 'noir'. Ese podría ser el resumen, a grandes rasgos, del último look que ha llevado en la quinta edición de la Wereable Art Gala, en la que la artista de 'Renaissance' nunca falta.

Para esta edición, en la que se celebraba la moda desde la década de los años 20 hasta los 50, la cantante ha utilizado un vestido 'custom made' de Gucci con escote palabra de honor y una parte delantera en la que abundan lentejuelas en tres tonalidades. Por un lado blancas, para dibujar la silueta del pecho, seguidas de las negras en la parte inferior. Por otro, plateadas, colocadas como si se tratase de unas pezoneras con forma de estrellas. A este imponente bustier le sigue un vestido negro ajustadísimo que bien podría vestir Rita Hayworth en 'Gilda'.

Al hilo de esta comparación, Beyoncé precisaba por extensión de unos guantes largos que, en contraste con el vestido negro, largo y con una cola llena de detalles de tul. Por ello, ha elegido unos de satén de color rosa, con un volante en la parte superior y hasta la axila, así como un bolso de mando de Dolce & Gabbana. Para concluir, el mencionado toque de modernidad, con unas gafas de sol de tipo gato, con las lentes y la montura a juego con el vestido de Gucci.

Para concluir esta propuesta que mezcla lo clásico con lo contemporáneo, la cantante de 'Single Ladies' ha optado por unos pendientes largos de diamantes de Lorraine Schwartz y una melena natural suelta, con ondas que le llegaban a la altura de la cadera, así como un maquillaje en tonos tierra ideales para enmarcar su rostro y las 'Harlem Nights' que se celebraban aquella noche en la Wereable Art Gala.

Síguele la pista

  • Lo último