@victoriassecret / INSTAGRAM

El Vanquish, o la lipo sin cirugía

Alejandra Yeregui | Woman.es

También te interesa:

· 9 curiosidades sobre tu culo.

· 5 ejercicios para unos glúteos 10.

· Glúteos perfectos, dale volumen.

El problema: La grasa resistente a dietas y ejercicio se concentra en abdomen, flancos y cartucheras. «Este tejido graso solo se elimina destruyéndolo», dice Ródenas. Antes, únicamente la liposucción lo fulminaba. Hoy existen tecnologías no invasivas que lo logran, como la inyección Aqualix, Liposonix –que resulta muy doloroso– o Coolsculpting, que necrosa el adipocito por congelación. «El frío puede dañar alguna célula o terminación nerviosa, cuya sensibilidad se vería afectada», advierte la doctora Ródenas. La novedad de este año se llama Vanquish.

Cómo funciona: Vanquish es la única radiofrecuencia que induce una apoptosis (muerte celular) y fulmina el adipocito para siempre. La energía que emite Vanquish se sincroniza únicamente con el tejido graso y provoca un calentamiento selectivo hasta los 44-45º C, por lo que solo las células grasas se rompen y vacían.

Grosor de grasa necesario: Lo ideal es que los acúmulos midan más de 2 cm. Sus aplicadores están diseñados para tratar zonas amplias, como el abdomen y las cartucheras.

Qué se siente: Cierta sensación de calor. Es totalmente indoloro.

Resultados: Algunas células mueren el día de la sesión, otras en los días posteriores. «Al empezar a funcionar mal se autodestruyen, por eso se va perdiendo volumen desde la primera sesión hasta los dos meses posteriores», explica Ródenas. Precio: 195 €/sesión. La media son 3-4 sesiones. Es recomendable complementarlo con protocolos drenantes. Dónde: Slow Life House (slowlifehouse.com).