Cuida tu pelo en verano

El sol, el cloro, la arena o la sal del mar pueden dañar nuestro cabello. Te damos varios trucos y tratamientos efectivos para que cuides tu melena antes, después y durante las vacaciones.

Marta Bonilla

1. Antes de las vacaciones recarga las defensas del cabello
Cuanto más hidratado y sano esté, mejor resistirá la agresión de sol, agua, cloro, viento y arena. Prepáralo con tratamientos intensivos en el salón de peluquería.

Ritual Kérathermique de Kérastase. Una auténtica recarga de energía para cabellos debilitados, a través de la inyección de activos muy concentrados en la fibra capilar. El calor, que se aplica mecha a mecha con una plancha a alta temperatura, multiplica la acción de los activos. Precio: 20 €. En salones Kérastase.

Ceremonia Shu Uemura. Inspirada en la ceremonia del té japonesa: masaje shiatsu, aceites e ingredientes exclusivos proporcionan a la melena nutrición y brillo extraordinar ios. Precio: 80 €. En Lorena Morlote (Tel. 914 011 949)

2. Durante la exposición, protección a medida
Quebradizo, sin brillo, áspero y con el color irreconocible... todas hemos sufrido los efectos del sol, el cloro y la sal sobre el pelo. «Ni todos los cabellos son iguales ni es lo mismo veranear en el norte que en el sur... iHay que adaptar la protección capilar a estos condicionantes, como hacemos con la piel», dice Asun Pont, técnica de Kérastase.

¿Dónde veraneas? «Si estás en la ciudad o en el campo, será suficiente con una protección suave, una ligera bruma. En una playa mediterránea, además, hay que combatir el encrespamiento y proteger el pelo con intensidad, y si estás bajo un sol tropical, se necesita un producto con efecto impermeable», aconseja la experta.

Lo + nuevo. «Hay filtros solares que contienen ingrediente antifrizz, que dejan un velo ultrabrillante. El cabello queda texturizado y es más fácil controlarlo.»

3. De vuelta a casa, repara los daños
Imprescindible: un lavado en profundidad. «Se trata de arrastrar el salitre y el cloro que se han ido depositando durante el día y que degradan la fibra capilar.»

¿Acondicionador o mascarilla?: «Si tienes el cabello muy frágil o coloreado, aconsejamos mascarilla siempre. Si no, se pueden alternar: cada 3 lavados, una mascarilla. ¿Su acción? Nutrir y recargar el cabello de activos para la exposición de los siguientes días.

Para secarlo al aire, utiliza el sérum après soleil, que aporta brillo, resistencia y nutrición.