12 dudas sobre el bótox

El Dr. Junco aclara conceptos alrededor de este tratamiento antiaging.

Susana Fernández

1 ¿Por qué utlizarlo? Para ralentizar el envejecimiento, no pararlo. Es mejor utilizar técnicas no invasivas y evitar así, en un futuro, utilizar el bisturí.
2 ¿Qué se consigue? Prevenir futuras arrugas y difuminar las existentes
3 ¿Cuándo realizar un tratamiento? No hay que esperar a tener muy marcadas las arrugas para empezar a tratarse con bótox, se recomienda empezar a partir de los 35 años.
4 ¿Cuánto dura su efecto? Depende del grosor de la piel, de la fuerza del músculo y de la profundidad de las arrugas. Sus beneficios se aprecian a partir del tercer día y desaparecen después de 5 ó 6 meses.
5 ¿Para todos los públicos? Apto para todo tipo de pieles, tanto de hombre como de mujer. Tan solo no se debe inyectar en mujeres que ese encuentren embarazadas
6 ¿Dónde se infiltra? No en la arruga, sino en el músculo que la genera. Sin embargo, no debe inyectarse en todos los músculos de la cara sino estratégicamente y de manera personalizada en cada persona, según su anatomía, para así conseguir resultados totalmente naturales y no caras de porcelana.
7 ¿Puede dañar la expresión? El bótox más que paralizar lo que consigue es debilitar temporalmente el músculo en el cual se inyecta.
8 ¿Qué hay del postoperatorio? Es un tratamiento rápido que no precisa anestesia previa y no interfiere con la vida laboral y social.
9 ¿Se puede combinar con ácido hialurónico? Sí, en este caso las infiltraciones se inyectan debajo de la arruga. Esta sustancia tiene la finalidad de dar volumen allí donde falte.
10 ¿Dónde suele infiltrarse? En la zonas del tercio superior de la cara: frente, entrecejo y patas de gallo.
11 ¿Qué otros usos pueden dársele al bótox? Se utiliza para el tratamiento de las migrañas, la sudoración excesiva,espasmos musculares en cuello y ojos, etc.
12 ¿Es una sustancia tóxica para la salud? Para nada. A pesar de heredar el nombre de "toxina botulínica", se trata de una proteína purificada y sintetizada para fines saludables. Además, es imposible que la cantidad máxima que habitualmente se utiliza (50-100 unidades por ampolla), desencadene un cuadro de botulismo en el paciente.

Precio: desde 150 € / sesión.

Dónde.
Dr. Óscar Junco (Clínica Cima)
Paseo Manuel Girona, 33. Consultas 218-219.
Tel. 900 649 101.