Jorge Oliva

El 'bronceado de pelo' o cómo alargar el verano para lucir pelazo todo el año

Si estás buscando una forma de aclarar ligeramente tu cabello, pero sin que se note, con la única intención de darle un toque de luz, el nuevo método de coloración llamado 'bronceado de pelo' te interesa. 

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Después de varias temporadas en las que el balayage en todas sus versiones (la última, en colores cobrizo, como el que lució Gigi Hadid) reinó con sus reflejos cálidos, y que el 'melting' hiciera su aparición, hay nuevas tendencias en la coloración del cabello. Se trata del 'bronceado de pelo', una variante que se sitúa entre el balayage y las babylights y que imita el efecto de los rayos del sol en tu pelo. 

Se trata de un método de coloración creado por Jodie Palmer, colorista y educadora internacional de Evo, que es válido para todos los tipos y tonos de pelo, y que consigue el mismo resultado que cuando de pequeñas se nos aclaraba el pelo todos los veranos por pasarnos el día al sol. ¿El resultado? Un color sutil y ponible, que no supone un cambio de look radical pero que se nota la diferencia al instante. 

¿En qué consiste este bronceado capilar?

Aunque el resultado sea muy natural y con el ejemplo que te hemos puesto creas que se trata de una cosa fácil de pedir en la peluquería, si no tienes la oportunidad de acudir al salón de Jodie Palmer (está en Barcelona), has de saber ciertas cosas que debes tener en cuenta para que el resultado sea el que busques. Lo primero que has de saber es que no se trata de un tinte o una coloración que se aplique sobre todo el cabello, sino de unas mechas muy difuminadas que serán de un tono diferente para cada persona, ya que se hacen en función de los subtonos naturales de tu melena. Así, tu tono de base no cambiará sustancialmente, solo se aclarará un poco y le dará mucha más luz a tu pelo.  

Una de las mejores partes del 'bronceado de pelo' es que favorece a todo el mundo, por lo que no tienes que tener unas características especiales para hacértelo. Además el efecto se nota tanto cuando llevamos el pelo suelto como recogido, por lo que para lucir tu nueva coloración no estás obligada a llevar solo un tipo de peinado. Por último, no requiere apenas mantenimiento, pues te bastará con un par de retoques al año. ¿A qué esperas para probarlo?