Eyeliner doble: el nuevo delineado para un maquillaje hipnótico y fascinante

Si quieres ser el centro de atención, adopta esta nueva técnica de delineado que promete ser la nueva tendencia de maquillaje de 2022.

Eyeliner doble

Desfile SS22 Dior

Continuando con la tendencia del maquillaje de los 90 que está volviendo en 2022, ha surgido una nueva tendencia: el eyeliner doble. Esta técnica de maquillaje intensifica los ojos para crear un maquillaje hipnótico y fascinante. ¿Lo mejor de todo? Se trata de un maquillaje súper fácil de hacer, pues basta con dibujar una segunda línea bajo el primer delineado. Te lo explicamos.

Existen dos técnicas diferentes para crear un eyeliner doble: dibujar una segunda línea de trazado por encima o por debajo del delineado original. Según la forma de tus ojos, una técnica te servirá para hacerlos ópticamente más grandes y la otra para hacerlos más pequeños, pero también te permitirán jugar con la perspectiva. En otras palabras, los ojos caídos pueden convertirse fácilmente en ojos almendrados con este trucazo.

El eyeliner doble para ojos caídos

Cuando se tienen los ojos caídos, lo mejor es aplicar el eyeliner doble dibujando una segunda línea por encima de la primera para crear un efecto óptico de ojos más abiertos y una mirada más sensual. Coge tu eyeliner favorito y dibuja una línea fina, como siempre, en el tercio externo del ojo. A continuación, dibuja la segunda línea por encima de la primera, siguiendo el pliegue del párpado. Puedes detenerte en el rabillo del ojo o a mitad de camino, y la segunda línea puede prolongarse o unirse a la primera en algún punto.

El eyeliner doble para ojos almendrados

Los ojos almendrados admiten casi cualquier tipo de maquillaje, ya que su forma es la más favorecedora. Por eso, cuando se trata del doble eyeliner pueden trazar su línea tanto por encima como por debajo de la primera sin que se les 'caiga' la mirada. Si decides dibujar tu segunda línea debajo de la primera, dibújala siguiendo la línea de las pestañas inferiores para oscurecer tus ojos e intensificarlos aún más. Sin embargo, has de tener en cuenta que si optas por esta segunda opción, aunque tengas los ojos almendrados, es mejor no pasarse con el grosor de las líneas, pues cuanto más grueso sea el trazo, más enmarcarán los ojos, haciendo que se vean más pequeños de lo que realmente son.

Síguele la pista

  • Lo último