¿Cuidas bien tu ropa interior?

Sigue estos 8 consejos para el cuidado de la lencería y las prendas delicadas.

lencería, promise

Encajes, puntillas, tul, delicados rasos… Los tejidos de la ropa interior son muy delicados, por lo que, si quieres conservarlos impecables durante más tiempo, debes darles ciertos cuidados. Toma nota de estos consejos de un experto, la firma Promise:

1 ¿Guardas la lencería en un lugar separado del resto de la ropa? Es muy importante guardarla aparte, ya sea un cajón sólo para ella o en alguna cajita. Así evitaremos enganches y roces con otras prendas que las puedan estropear. Además hay que tener en cuenta el doblado de las copas introduciendo una dentro de la otra sin modificar el sentido natural de ésta.

2 ¿Lavas a mano o a máquina? Lo mejor sería poder lavar siempre la lencería a mano y con un jabón neutro, pero si no tienes tiempo para ello y lo haces en lavadora, utiliza siempre el programa de ropa delicada.

3 Temperatura del agua correcta. El agua caliente es el enemigo acérrimo de la lencería, ya que agranda las prendas y las deforma, acortando su uso. Aunque se crea que el agua caliente desinfecta no debe superar los 30º la temperatura del agua.

4 No la expongas al sol. Tus braguitas y sujetadores te agradecerán secarse a la sombra, sin sol directo ya que éste desgasta los colores y hace que se pierda elasticidad.

5 Prohibido la secadora. Es esencial evitar la secadora para que la ropa interior no se deteriore. Las altas temperaturas que se crean para conseguir el secado son un claro enemigo de las fibras que se utilizan para la ropa íntima.

6 Si deseas blanquear… Cuidado con los productos que utilizas ya que pueden quemar los tejidos. Puedes probar a dejarla 10 minutos con jabón neutro antes de lavar a máquina. Hay que tener especial cuidado con blanquear prendas de encaje, pues en ocasiones cambian el color de los mismos.

7 Bolsa especial para el lavado. Es uso de esta bolsa ayuda a la protección de las prendas y evita que los aros puedan dañar la lavadora.

8 Antes de meter en la lavadora… asegúrate que no tienen ningún desperfecto, hilo suelto o rotura.

Síguele la pista

  • Lo último