Cuidados veraniegos con pepino

Es una hortaliza muy apreciada en cosmetología por su alto contenido en vitamina C, así como por sus propiedades astringentes (cierra el poro de la piel), refrescantes y regenerantes (ideal para quemaduras solares). Te contamos dos tratamientos y una receta casera para que prepares tu propio after-sun.

pepino

Tanto la pulpa como el jugo del pepino se pueden emplear para hidratar y refrescar la piel en caso de erupciones cutáneas (pequeños granitos) y quemaduras solares. De hecho, en Asia durante milenios ya se conocían las propiedades de esta hortaliza y se utilizaba en sus ritos de belleza más ancestrales para reparar, suavizar e hidratar la epidermis, promoviendo la regeneración de células nuevas.

En Chi Spa puedes disfrutar de estos dos tratamientos:

Facial Calmante de Pepino

Ideal para calmar la piel irritada por el sol. El tratamiento incluye limpieza, tonificación y exfoliación. Esta limpieza profunda elimina células muertas, dejando la piel en las mejores condiciones para absorber las vitaminas de la crema y la mascarilla de pepino que se aplican a posteriori. En caso de piel rosácea, efectúan un drenaje linfático y si se observa flacidez, realizan un masaje energizante.

En el siguiente paso, el rostro y cuello se cubren con rodajas de pepino, cuyo efecto oclusivo proporciona una gran sensación de frescor, así como una reafirmación y rehidratación intensiva. Por último se aplica una crema hidratante con SPF 30 para seguir protegiendo la piel del cutis. Duración: 55 minutos. Precio: 65 €.

Cucumber Scrub

Una exfoliación corporal que se realiza con sales marinas enriquecidas con aceite de pepino. Prepara la piel para el sol y es ideal para mantenerla a punto durante todo el verano, pues arrastra las células muertas, desincrusta y limpia en profundidad. Este tratamiento tiene dos versiones. Un scrub de 30 minutos (35 €), o la versión de una hora (65 €), que se complementa con un masaje corporal para eliminar la tensión de los músculos, activar la circulación e inducir a una relajación profunda. Ambos finalizan con una ducha.

Más info. The Chi Spa. www.thechispa.com Tel. 93 447 23 19 / 91 578 13 40.

Receta para un after-sun casero...

Trituramos un trozo de pepino de unos 4 centímetros (con la piel) y añadimos dos cucharadas soperas de gel puro de aloe vera (puedes extraerlo de una penca, si tienes tu propia planta) y una cucharadita de café de aceite puro de rosa mosqueta. Lo mezclamos todo bien y lo dejamos reposar 10 min en la nevera. Aplicamos esta pasta en la piel del rostro, cuello y escote (o en otras zonas que se hayan quemado). Hay que dejarlo actuar durante unos 20 min y se retira facilmente con agua. Para culminar, vaporiza con agua termal.

Síguele la pista

  • Lo último