Cejas, a cada problema su solución

Se llevan tupidas, gruesas y ligeramente arqueadas. Gato, maquillador oficial de Maybelline NY, nos enseña cómo transformarlas para sacarte el máximo partido.

Paco Rabanne

Las redes sociales han puesto las cejas en el lugar que le corresponde. El fenómeno tiene su porqué: definen la expresión, dan fuerza a la mirada, aportan simetría al rostro y equilibran los rasgos. Antes de empezar, ¿qué debemos tener en cuenta? «Lo primero es examinar el material con el que hemos nacido: cómo es su forma, la calidad del vello y analizar si va bien con nuestro tipo de rostro y mirada. Unas cejas muy pronunciadas van a endurecer, lo que aporta fuerza a los rostros dulces. Sin embargo, si tus facciones son duras, lo ideal es que sean curvadas y poco marcadas para suavizar el rostro», dice Gato. En ambos casos, siempre hay que acudir a un centro especializado para que nos haga un buen diseño.

A cada problema, su solución

- Calvitas. «Para ver bien los pequeños huecos, péinalas hacia arriba y rellena sin cambiar su forma con un lápiz un tono más claro que el de tu cabello.»

- Mala depilación. ¿Te has pasado con las pinzas? Déjalas crecer y, mientras, ve maquillándolas de forma sutil para darles forma.»

- Claritas. Si eres muy rubia, maquíllalas con un tono más oscuro que el de tu cabello, a ser posible tirando a topo ceniza, para aumentar la intensidad.»

- Rebeldes. ¿No hay modo de controlarlas? Peina y fija con una máscara transparente. Si las tienes indomables, pasa el cepillo y aprieta un poco con los dedos hasta que se fijen.»

Las cejas perfectas
D.R.

 

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último