ISTOCK

Por qué incluir la raíz de cúrcuma en tu dieta: estos son sus beneficios medicinales

La cúrcuma es un excelente antibacteriano que previene las enfermedades infecciosas, incluida la covid, los resfriados, las crisis de asma y los problemas en la piel, entre muchos otros beneficios.

C. De la Rosa

Las especias no son solo estupendos condimentos para potenciar el sabor de las comidas. Además de sus usos en la cocina, tienen propiedades medicinales que ayudan a mejorar desde los dolores de tripa al colesterol alto. Es el caso de la cúrcuma, también conocida como azafrán de raíz o palillo. El polvo de su larga raíz tiene un intenso color amarillo anaranjado que también se usa como colorante en muchos platos, como en la paella.

¿Pero, qué propiedades y beneficios tiene la cúrcuma y por qué es bueno añadir esta raíz a tus recetas? En primer lugar, la ciencia ha avalado que la cúrcuma es un excelente antibacteriano que previene las enfermedades infecciosas, incluida la covid, que ha vuelto a la carga este verano. Además, esta especia tiene acciones antiinflamatorias (se conoce como ibuprofeno natural) probadas por estudios científicos que dicen que ayudan a mejorar estos procesos y a la cicatrización; es un excelente antioxidante que combate los radicales libres, ayuda a mejorar la memoria y para colmo, te pone de buen humor (hay estudios que demuestran que funciona mejor que los medicamentos antidepresivos para tratar la angustia y la tristeza) . Otro de sus beneficios más conocidos son los digestivos: la cúrcuma mejora la digestión y alivia los dolores de tripa producidos por ella, y está recomendada por la Organización Mundial de la Salud para tratar estas dolencias, así como prevenirlas.

La cúrcuma también ha probado ser útil para tratar:

-Resfriados y gripes. Al estimular el sistema inmune, ayuda a prevenirlos, al igual que el jengibre

-Las crisis de asma.

-Problemas de piel como el acné, la psoriasis o los eccemas, por sus propiedades cicatrizantes.

-El colesterol alto y las úlceras digestivas.

Cómo tomar la cúrcuma

Después de leer todas las maravillas que puede hacer por ti esta raíz, probablemente te estés preguntando cómo introducirla en tu dieta y en qué cantidad diaria de cúrcuma hay que tomar para notar sus beneficios. Se puede comprar fresca o en polvo y utilizarla como condimento alimentario para tus comidas: desde una sopa o puré hasta unas verduras al horno con un aderezo de especias y aceite. También se puede beber con agua tibia (por la mañana o noche) o como infusión sola o combinada con otras plantas.

Pero, si tu sabor te desagradara (es similar al del jengibre), existen otras opciones como las cápsulas de cúrcuma que se pueden adquirir en herbolarios. Se recomienda tomar dos al día. Además, existe el gel de cúrcuma, que se puede aplicar sobre heridas  o zonas inflamadas para ayudar a su curación.