10 Tips para escribir la mejor dedicatoria o carta de amor para San Valentín

De cara a San Valentín, preguntamos a Marina Greco, autora de 'El horizonte que nos prometimos' y experta en redacción de textos amorosos, las claves para escribir una dedicatoria de amor irresistible.

Cartas de amor para San Valentín
Cartas de amor para San Valentín / Istock

Las dedicatorias de amor tienen su propio lenguaje, sus márgenes, su tono, sus recursos y sus pausas. Así nos lo recuerda Marina Greco, creadora de 'Lagrimones', un proyecto dedicado a la redacción de textos personalizados para bodas (votos, discursos, guiones de ceremonia) y momentos especiales que le ha dado la oportunidad de conocer y escribir muchas historias románticas. De ahí nació su novela 'El horizonte que nos prometimos', que gira en torno a un amor "no épico, sino real", matiza la autora. Y donde las palabras enamoradas y el género epistolar, que aquí se mueve a golpe de email y WhatsApp, cobran un nuevo sentido y hacen volar las páginas.

La novela 'El horizonte que nos prometimos'

La novela 'El horizonte que nos prometimos'

/ Grijalbo

Más información

Pues bien, de cara a San Valentín, hemos pedido a esta experta por el decálogo para escribir una carta de amor perfecta. Y hemos tenido suerte: Marina Greco nos ha facilitado 10 consejos para que nuestra declaración o dedicatoria sea imbatible.

La escritora Marina Greco

La escritora Marina Greco

/ © Ekaterina Silakova

También nos deja una advertencia: "Una carta de amor es un tren de ida, pues no es un recurso que uno pueda utilizar siempre. Perdería efectividad". Además, "una vez la envías, todo puede cambiar".

Estas son las 10 tips para escribir la mejor declaración de amor, según la experta Marina Greco:

  1. Empecemos por lo esencial, menciona su nombre. Puede parecer una tontería, pero es importante porque adquiere un tono solemne, de confesión, de "estas palabras son solo para ti" que, sin duda, hacen sentir especial y único al/la receptor/a.
  2. Seguimos por lo sencillo: pon contexto. No todos los días una recibe un e-mail, mensaje o carta con una declaración de amor. Pregúntate (y explícale): ¿Por qué le estás escribiendo esa declaración? ¿Por qué hoy y no mañana? Cuanto más justifiques el momento, más especial y único será.
  3. Una vez tienes el marco, ahora sí, empieza esa confesión y mi mayor consejo aquí es que nunca es demasiado. Si te cuesta arrancar, piensa en un momento muy especial, el día en que supiste que él o ella era diferente.
  4. Cuéntale, una vez más, el por qué. Muchas veces decimos "te quiero" pero muy pocas explicamos la razón. Damos por sentado que la otra persona saber lo que la hace especial, pero nada más lejos de la realidad. Todos necesitamos escucharlo. Además, puede que sean cosas de las que jamás él o ella se haya percatado.
  5. Intenta no utilizar recursos que ya existen (citas, poemas…): Muchos son muy bonitos y quedan muy bien, pero son impersonales y no aportan valor añadido; lo importante es lo que tengas que decir tú y no un poeta de principios de siglo.
  6. Si te cuesta enlazar las frases, puedes utilizar el mismo recurso que Jero en la novela ('El horizonte que nos prometimos') y que muchas veces se usa en votos matrimoniales. Los más tradicionales utilizan la promesa, que pueden ser más profundas (como "prometo cuidarte"), pero también divertidas como "prometo dejarte el último trozo de pizza". Para la novela, yo utilicé el 'Quiero': "quiero seguir a tu lado bajo cualquier contexto y ser capaz de cuidar de ti y de todas tus personas importantes, quiero despertarme a tu lado, siempre un poco antes que tú, y poder prepararte el desayuno todas las mañanas de mi vida; quiero volver a darte las buenas noches, porque eres el único motivo por el que merece la pena madrugar al día siguiente…".
  7. Busca un elemento icónico en vuestra historia como, por ejemplo, un apodo cariñoso, una fecha, una tradición compartida o una peculiaridad… Enlaza todo el discurso con este elemento recurrente para darle un sentido único al texto, que sea solo vuestro.
  8. Háblale del futuro, no hay nada más bonito que planear un futuro con alguien. Explícale tus planes y cómo te gustaría encajarlos con los suyos. Permítete soñar acompañada/o.
  9. Acaba con un guiño, algo que os una y que sea solo vuestro. Por ejemplo, en el caso de Jero, él acabó con ". ) .) :) ", una serie de signos de puntación que, para ellos, significaban una sonrisa creciente, como la luna.
  10. Y finalmente, propón una respuesta a la carta, puedes añadir una invitación a un lugar y hora en concreto o preparar un plan romántico como colofón.

Si te quedan más dudas, siempre puedes recurrir a la novela 'El horizonte que nos prometimos', donde sus protagonistas utilizan el recurso de la palabra escrita en distintas ocasiones (tanto en forma de WhatsApp como por mail) bastante eficazmente :-).

Por último, ya solo queda por reproducir el deseo de la escritora tras este decálogo: "A enamorar".

Síguele la pista

  • Lo último