Penélope Cruz, sobre las críticas en las redes sociales: "No leo casi nada sobre mí"

La actriz ha compartido reflexiones junto a Antonio Banderas y Óscar Martínez

Penélope Cruz, invitada en El Hormiguero
EL HORMIGUERO

Si hace no mucho veíamos a una radiante Penélope Cruz comentando cómo estaba viviendo el éxito de 'Madres paralelas' en 'El Hormiguero', esta vez la actriz ha acudido al programa de Pablo Motos acompañada de dos intérpretes de su nivel, como son Antonio Banderas y Óscar Martínez, para hablar de su última película. Se trata de 'Competencia oficial', una cinta dirigida por Mariano Cohn y Gastón Duprat, que ya trabajaron con el intérprete argentino en 'El ciudadano ilustre' y que dirigen una comedia muy peculiar.

La historia nace del deseo de trascendencia y prestigio social de un empresario multimillonario que decide unir a lo mejor de cine y la interpretación para dejar una huella mundial: la gran cineasta Lola Cuevas (Penélope Cruz) y dos reconocidos actores egocéntricos hasta la máxima potencia: Félix Rivero (Antonio Banderas), que ha logrado alcanzar la meca del cine, e Iván Torres (Óscar Martínez), una leyenda del teatro conocido por sus radicales tácticas a la hora de meterse en un papel.

Debido a que no parece nada más lejos de la realidad, el presentador del programa ha animado a sus invitados a explicar cuál creen que es la percepción del universo del artista por parte de los espectadores, así como de la gestión emocional del éxito y el fracaso, las inseguridades o los comentarios y opiniones que millones de anónimos comparten a diario a través de las redes sociales.

A pesar de que se trata de tres invitados veteranos, que llevan un largo camino a sus espaldas y una cantidad de trabajos extraordinaria, Motos ha querido conocer cuál es la concepción de su trabajo llegados a un punto en el que el éxito está asegurado. Sobre la preparación de los personajes, Penélope ha dicho que le encanta tener tiempo para prepararse.

"Para investigar, para pensar, hay veces que tienes un personaje en quien te inspiras. Yo me preparo con mi maestro de interpretación, Juan Carlos Coraza, y me encanta, con mis 47 años, sentirme cien por cien estudiante. Es lo que somos como actores", ha comentado la protagonista de 'Volver', que ha reconocido que esa etapa de aprendizaje es su favorita de su trabajo.

Asimismo, ha desvelado que ha disfrutado mucho poniéndose en la piel de este personaje excéntrico. "Es una tarada que va por ahí haciendo mucho daño a los demás. Yo no quiero parecerme a ella, pero para poder ir por la vida así, necesitas mucha libertad y que te dé igual todo. Es muy liberador", ha añadido la actriz, que estaba guapísima con un minivestido negro de efecto cuero y una camisa blanca con nudo veraniego en la parte inferior central.

Otro de los momentos más especiales de la noche ha tenido lugar cuando se le ha preguntado a Antonio Banderas acerca de la cuestión del ego que siempre parece marcar la trayectoria de las personas que trabajan en la industria del cine. "El ego fluctúa dependiendo de una de las constantes de nuestra profesión, que es el éxito y el fracaso. Los actores somos personas muy inseguras, estamos muy expuestos continuamente. Nuestro instrumento somos nosotros mismos. Cuando fallas como actor, piensas que tú has fallado como persona, que no has sabido responder frente a una situación", ha subrayado el actor, insistiendo en que esa gestión emocional es uno de los aspectos más difíciles del trabajo en el cine.

En torno a esta cuestión, no ha faltado la reflexión acerca del modo en que se percibe el éxito ajeno en España, a lo que el actor de 'Dolor y Gloria' ha respondido que el éxito en España "es muy complicado de gestionar. En Estados Unidos te conviertes en una persona imitable. Aquí, en sospechoso de algo", ha añadido Antonio, señalando que gran parte de este problema se debe a las redes sociales y a las críticas que se realizan en el anonimato. Penélope Cruz, por su parte, ha querido dejar muy claro descarta revisar lo que se opina sobre ella.

"Yo no leo casi nada sobre mí misma, ni lo bueno ni lo malo. En cuanto a lo que hablábamos del ego antes, igual de peligroso sería leer lo malo que leer lo bueno buenísimo y llegar a creérselo. Esa práctica me ha ayudado mucho. Ahí no teníamos el peligro de las redes sociales", ha comentado, reafirmando su opinión acerca de estos canales de comunicación. "No le veo nada bueno. Tal y como el mundo lo está utilizando hoy en día, no le veo nada bueno", ha sostenido.

Síguele la pista

  • Lo último