Si tienes los poros dilatados deber huir de estos errores que todas cometemos

Si quieres deshacerse rápidamente de los poros dilatados es importante que no cometas ninguno de estos 5 errores que son muy comunes.

Errores a evitar si tienes los poros dilatados

Los poros son esos pequeños agujeros que tenemos en la superficie de la piel, y que a menudo están causados por un exceso de grasa, y que a veces se abren y dilatan por estar obstruidos y/o incrustados. Generalmente están localizados alrededor de la nariz, en las mejillas, la barbilla y especialmente en la zona T y, aunque no es posible cerrarlos del todo porque nuestra piel necesita respirar, sí que podemos reducir sus tamaño y desincrustrarlos si utilizamos los productos adecuados.

Sin embargo, en nuestro afán por tratar de camuflarlos lo más posible, podríamos conseguir el efecto contrario. Por eso, hay ciertos métodos y tratamientos que es mejor evitar. Estos son los 5 errores que nunca debes cometer si quieres decir adiós a tus poros dilatados.

Lavarse la cara con agua fría

Aunque te sirva para despertar por las mañanas, si tienes los poros dilatados y te lavas la cara con agua muy fría, el resultado podría ser justo el contrario al que andes buscando, ya que la diferencia de temperatura puede (muy posiblemente) animar a tu piel a producir más grasa y perpetuar así los poros dilatados en tu rostro.

Limpiadores agresivos

Al igual que el agua fría, los limpiadores demasiado agresivos (exfoliantes, geles espumosos o peelings) barren la capa de sebo del rostro, lo que, lejos de beneficiarnos nos perjudica, ya que las glándulas sebáceas interpretan que necesitan producir más grasa para proteger la piel y se produce un efecto rebote, y esto favorece la dilatación de los poros.

Usar productos matificantes a diario

Los productos diseñados para eliminar los brillos de la piel solo deben usarse de manera ocasional, ya que estos cubren los poros dilatados y los difuminan, pero a largo plazo también los obstruyen y resecan la piel, sin dejarla respirar lo suficiente.

No utilizar protección solar

No, la crema solar no es sólo para las vacaciones en la montaña o en la playa. Debe aplicarse diariamente en el rostro para combatir los daños causados por los rayos UV. Esta radiación daña la elastina y el colágeno de la piel, que son los responsables de su buen funcionamiento.

Abusar del iluminador

Como su nombre indica, el iluminador resalta ciertas zonas, incluidos los poros dilatados. Por ello, evita aplicarlo en las mejillas, la frente, la nariz o cualquier otra zona en la que los poros estén más abiertos de lo normal. En su lugar, céntrate en los pómulos, el arco de cupido y el hueso de la ceja.

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último