Fátima

Cuidados para pelo rizado que no conoces y que cambiarán por completo tus rizos

Con ellos conseguirás unos rizos bonitos, definidos, hidratados y elásticos. ¡100% asegurado!

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Pese a que han sido muchos años de reinado absoluto de las melenas lisas, las chicas con pelo rizado están de enhorabuena porque por fin ha llegado su momento para presumir de pe-la-zo, y ser la envidia del resto por su 'curly hair'. Sin embargo, y a pesar de que las melenas rizadas son preciosas y muy sexis, somos conscientes de que no todo el mundo se atreve con el pelo rizado, ya que a simple vista no parece sencillo de cuidar y no sabemos muy bien cómo lucirlo sin encrespamiento, ¿verdad? Tranquila, porque como ocurre con muchas otras tendencias 'beauty', lucir unos rizos bonitos y naturales es más fácil de lo que nos pensamos.

Así, tanto si tus rizos son naturales, como si quieres potenciar tus ondas, vas a necesitar unos cuantos truquitos para que tus rizos te queden en casa igual de bonitos que en la peluquería, y en lugar de encrespados y secos, te queden perfectamente hidratados, bonitos, definidos y elásticos.

Se lava el cuero cabelludo, no el pelo

Aunque este es un truco que aplica a todos los tipos de cabello, es especialmente importante en melenas rizadas. Es vital que te acostumbres a lavar la cabeza aplicando y frotando el champú únicamente en el cuero cabelludo, ya que es el que segrega el sebo y el que se ensucia en realidad. En el resto del pelo, con el agua y el jabón que caen al lavarlo es más que suficiente. ¿Y por qué es especialmente importante en pelo rizado? Porque frotar los rizos solo hará que se encrespen, y dará igual lo que hagas después ya que estarán encrespados desde el primer momento.

Adiós a secarlo con toalla

Uno de los mejores trucos que podemos darte para ayudarte a definir tus rizos es que te olvides de las toallas tradicionales para secarlos. En su lugar, utiliza una camiseta de algodón vieja que ya no quieras y úsala a modo de turbante para eliminar el exceso de agua. Este tejido hace que se reduzca al máximo el encrespamiento, dejando tus rizos totalmente definidos y elásticos.

La importancia de las texturas

Pese a que siempre hemos asociado texturas como las espumas a cabello rizados, lo cierto es que ese tipo de productos dejan un acabado acartonado y nada natural, totalmente opuesto a lo que buscamos. Por el contrario, a la hora de pensar en un producto para definir tus rizos debes elegir siempre uno que sea en crema y aplicarlo en el pelo húmedo. Así, al secar quedará el rizo hidratado peros in residuo y totalmente definido.

Con difusor sí, pero con calma

Si eres una veterana en esto de los rizos, ya sabrás que a la hora de secar tu melenaza, nada de usar un secador normal, pues lo que necesitas es un difusor. Sin embargo, puede que lo que no sepas es cómo aplicar el calor con el difusor. Atenta. Lo primero que tienes que hacer es ponerte boca abajo y empezar a secar el pelo poco a poco. Es decir, no muevas constantemente el difusor o acabarás encrespando tu pelo. Es mejor ir poco a poco, mechón a mechón, pues aunque te lleve algo más de tiempo, el resultado merece mucho la pena. Cuando lo tengas casi seco es el momento de levantar la cabeza y pasar al siguiente paso. 

Finalizamos, con altura

¿Odias que se te quede aplastado en las raíces y buscas algo para darle volumen? Pues no busques más. El secreto está en la forma de secarlo en la etapa final. Una vez que ya tengas la cabeza hacia arriba, ve levantando mechón a mechón con los dedos a la vez que aplicas calor en las raíces. Con esto conseguirás 'levantar' aún más tus rizos y darle un volumen espectacular a tu melena.