Qué hacer para que te crezca el pelo más rápido

La alimentación, algunos hábitos y productos ayudan a que tu pelo crezca más sano y rápido. Estas son las reglas de oro para tener pelazo. 

Accesorios para el pelo
Salvatore Dragone

El pelo crece una media de 0,4 mm al día, es decir, aproximadamente 1 centímetro al mes (casi un dedo) y unos 15 cm al año, aunque esto puede variar según factores genéticos, metabólicos, nutricionales, etc. ¿Qué debemos hacer para que nuestro cabello crezca sano y más rápido? Hay muchos consejos sencillos que te ayudarán. Seguramente ya conocerás los beneficios de los aceites vegetales para favorecer el crecimiento del cabello, la importancia de masajear nuestro cuero cabelludo con regularidad para potenciar la circulación sanguínea, o lo útil que es tomar suplementos alimenticios destinados a fortalecer la fibra capilar que nos den un impulso importante para mejorar nuestro cabello. Y hay más. Vamos por partes:

1. Cepilla el pelo y el cuero cabelludo

Al contrario de lo que podría pensarse, el cepillado tiene un efecto positivo en la longitud del cabello ya que distribuye el sebo presente en las raíces por toda la longitud del pelo para mantenerlo bien hidratado. Además, el cepillado también estimula la circulación sanguínea y, por tanto, favorece y potencia el crecimiento del cabello. Para desenredar el pelo se recomiendan peines de púas anchas y hacerlo cuando el cabello está seco con el fin de evitar roturas. Para el cuero cabelludo, es preferible utilizar cepillos de masaje, que ayudan a retirar los residuos capilares.

En cuanto al pelo rizado, somos fans del cepillo bola 360, que ha revolucionado ondas y tirabuzones.

2. Masajear el cuero cabelludo y agua fría

El masaje mejora la oxigenación del cuero cabelludo y, por lo tanto, el crecimiento de un cabello sano. Empieza en la znoa del cuello y vete ascendiendo hasta la parte frontal. Termina enjuagando la cabeza con agua fría (el agua caliente seca el cuero cabelludo).

3. Dormir

A menudo se pasa por alto el sueño, pero desempeña un papel fundamental en el crecimiento del cabello. Cuando todo el cuerpo está cansado, prioriza todos los mecanismos necesarios para nuestra supervivencia y todos los que no forman parte de él, como el crecimiento del cabello, se ralentizan.

4. Alimentos que aceleran el crecimiento del cabello

Del mismo modo, los alimentos que comemos también pueden contribuir, o incluso acelerar, el crecimiento del cabello. Comer pescado azul, nueces de Brasil, salmón, té verde, ciruelas, zanahorias o huevos, por ejemplo, te ayudará a que el pelo crezca más. Como norma general, recuerda que debemos favorecer los alimentos ricos en vitamina B, que fortalecen el cabello desde la raíz, los ricos en proteínas, que estimulan la producción de queratina (la proteína natural imprescindible para un cabello fuerte y bonito), así como los ricos en hierro y zinc, que también fortalecen nuestro pelo. Y como el cabello y su crecimiento también dependen de las vitaminas y nutrientes esenciales de tu cuerpo, también es importante comprobar si hay alguna carencia en tu organismo que esté frenando su crecimiento.

5. Corta las puntas con regularidad

Sólo sacrificando algunos centímetros de las puntas dañadas de vez en cuando, podrás conseguir la longitud que siempre soñaste. Si insistes en no cortarte el pelo, tus puntas se dañarán y se partirán. Una vez que las puntas abiertas se han instalado en tu melena, suben por el cabello y lo dañan hasta el punto de que es necesario cortarlo mucho más corto y eso es justo lo contrario a lo que queremos.

6. Mascarillas

Como ves, tienes que prestar más atención a tus puntas para no tener que cortar esos preciados centímetros que has ganado en los últimos meses. Pero también hay que cuidar toda la longitud del cabello para evitar que se rompa y se acorte drásticamente. Por eso, una mascarilla nutritiva y reparadora después del champú y un tratamiento hidratante sin aclarado cada día son tus mejores aliados para conseguir el pelo largo que deseas.

7- Reduce al máximo el uso de herramientas de calor

También es necesario proteger el cabello al máximo de las agresiones que pueden debilitarlo y hacer que se rompa. ¿El enemigo número uno del pelo largo? Aplicarle altas temperaturas, ya sea con el secador, la tenacilla o las planchas. Así que limita al máximo el uso de estas herramientas y, cuando lo uses utiliza siempre un protector del calor que limite su efecto.

8. No lleves siempre el pelo recogido

Déjate algunos días el pelo suelto. Los recogidos, especialmente si están tirantes, pueden estresar el pelo y afectar a su crecimiento.

Mira además los mejores cepillos para cuidar tu cabello y cuero cabelludo:

Síguele la pista

  • Lo último