10 claves para cuidar el pelo rubio en verano

Da igual que seas rubia teñida o natural. Lo que importa es que lo eres. Pero cuidado, sabemos que el verano es tu peor enemigo y por eso te traemos los 10 mandamientos del cuidado del cabello rubio. Si los sigues con precisión descubrirás que es posible no renunciar al brillo y a la suavidad en esta época del año.

PElo rubio en verano

La primera característica del cabello rubio es una excesiva sensibilidad y permeabilidad a las agresiones externas: es más receptivo a la contaminación, el polvo, el humo del tabaco, la cal, etc. Por lo que tiene a perder lustre, a cambiar de color, a perder brillo y a deshidratarse.

Recurrimos, una vez más, a Claudia di Paolo, especialistas en cosmética y cuidados capilares en España y, también, responsable de Claudia di Paolo Shop, centro estético en pleno Barrio de Salamanca (Madrid). Gracias a ella podemos tener los mejores productos de belleza de cualquiera de los 5 continentes del mundo.

En esta ocasión nos descubre sus 10 tipsen verano. Muy útiles y sencillos de practicar en tu propia casa:

1. Utiliza productos específicos para cabellos rubios, cuyas formulas posean agentes que evitan que el color se quede opaco y con aspecto de paja. La clave es un champú nada agresivo y con propiedades antioxidantes y nutritivas.

2. Lávate el pelo dos o tres veces a la semana como máximo. Acláralo con agua tibia y escúrrelo bien. Aplícate un acondicionador de la misma gama para rubias en las puntas. Deja que actúe durante 5 minutos para que, además de desenredar el pelo, cree una capa nutritiva y protectora en torno a la fibra capilar. Aclara de nuevo el cabello con agua tibia y finaliza con agua fría para cerrar la fibra.

3. ¿Un truco? Añade un poco de vinagre o limón al agua con la que te aclaras el cabello y le darás un extra de brillo.

4. Una vez a la semana cambia el champú de uso diario por uno a base de manzanilla. Esta planta aporta mucha luz sobre los cabellos rubios.

5. Si te tiñes el cabello o te haces mechas elije un champú reparador brillo con pigmentos violetas. Además de nutrir y proteger la fibra capilar, evita los reflejos amarillentos y verdosos.

6. Los tintes debilitan el cabello. Los productos utilizados para la decoloración resecan la fibra capilar y dejan las cutículas más abiertas, perjudicando el brillo, la textura del pelo y dando un efecto "disparado". Por eso hay que cuidarlo con hidrataciones periódicas y con tratamientos específicos para recuperar la queratina perdida. El daño es menor si en vez de aclarar el tono del pelo con decolorantes se hace con tintes. Pero ello depende de la base del color de cada persona.

7. Una o dos veces a la semana ofrece a tu cabello una auténtica cura de hidratación. Cuando esté lavado y desenredado, escúrrelo y aplícale una mascarilla reparadora nutritiva. Haz que penetre por todo el cabello (evita la raíz) y deja que actúe por lo menos durante 10 minutos. Optimiza la acción del tratamiento enrollándolo en una toalla caliente. El calor ayudará a que el producto penetre en la fibra. Aclara de nuevo con agua tibia y finaliza con agua fría antes de escurrirlo y enrollarlo en una toalla. Si buscas más flexibilidad, usa un gloss sobre las puntas sin necesidad de aclarado.

8. No utilices el secador salvo cuando sea indispensable, ni lo utilices con aire excesivamente caliente.

9. Hay q tener extremo cuidado con el cabello rubio y las piscinas. El cloro sobre el pelo rubio es fatal, castiga mucho y puede llegar a dejar el pelo ¡verde!. ¿Una solución? Aplicar 3/4 aspirinas disueltas en agua y aplicar como si fuese una mascarilla dejar actuar unas horas el ácido acetil salicílico.

10. Aparición de las raíces: Cuanto más claro es el tono elegido, mas rápido aparecerá la raíz. Quien desee mantener el pelo impecable de color, puede prepararse para visitar la peluquería cada 20 días.

Síguele la pista

  • Lo último