Daniela Rodríguez, Soy Olivia: “Las influencers son el 80% del negocio; nosotros, el 20% restante”

Es la reina del influencer marketing en España: representante en exclusiva de más de 60 reyes de las redes sociales, generadora de más de 4.000 campañas al año y gran conocedora del novedoso y complejo mundo de las redes sociales, Daniela nos cuenta el secreto para triunfar como influencer: dedicación, chispa y tener algo diferente que contar.

Podcast Woman Business ilustración

Woman Business, el podcast de la revista Woman. 

/ Jorge Arévalo

Daniela Rodríguez fue una de las primeras personas en darse cuenta del nicho de negocio que representaban las influencers. Fundó la empresa Soy Olivia en 2015, junto con su marido, y se convirtió en especialista en influencer marketing. Hoy, representa a más de 60 personajes líderes en redes sociales, como María Pombo, o Grace Villarreal. “Esto es un equipo -dice-. Ellas son el 80% y yo, el 20%. Ellas llevan la parte más complicada y creativa, de estrategia y comunicación cara al público. Yo, la parte más “aburrida” o profesional, de negocio y relación con las marcas. No me gusta el spotlight, sino estar detrás. Es un negocio muy bonito, divertido y complicado”.

Escúchalo en:

Cuando creó Soy Olivia, hace seis años, muchos pensaron que se equivocaba. “Todo el mundo me decía que esto de las influencers era una burbuja que iba a explotar, que no tenía ningún sentido. Y yo me reía por dentro. Esto es un nuevo medio de comunicación, ha venido para quedarse y crece muchísimo porque es la comunicación de las nuevas generaciones”.

Grace Villarreal fue su primera representada, y el origen de una empresa que desde entonces no ha dejado de crecer. “Y hasta del nombre. Yo odiaba los nombres habituales de este tipo de compañías, y a mi marido se le ocurrió entonces Soy Olivia porque era el nombre que barajábamos para cuando tuviéramos otra hija”. Su marido, Javi, es parte fundamental de la empresa. “Es mitad venezolano y mitad español, y en nuestra primera cita, en Venezuela, me dijo que quería vivir en España. Y yo le dije pues entonces te lanzo la mía, yo quiero tener cinco hijos. Nos reímos y el resto es historia. Vamos por tres hijos, por cierto”.

Pero ¿cómo se identifica a una influencer? Daniela da algunas pistas. “Hay algo que se ve: tienen muchísimas ganas de crear contenido, chispa, saben comunicar… No lo hacen por dinero o por fama, sino porque quieren compartir. Y, por supuesto, tienen algo diferente que contar al mundo”.

Lo más complicado de su trabajo es adaptarse a cada cliente. “Se trata de llevar y posicionar miniempresas, que tienen seguidores y características completamente diferentes. Y también hacemos estrategia de contenido para empresas, estrategia de marketing influencers, creación de contenido, tenemos una productora… No ha sido fácil, pero con ensayo y error hemos ido aprendiendo. La rueda sigue rodando, y rápido porque internet es muy rápido, pero cada vez rueda un poquito mejor”. Sin duda, Soy Olivia está preparada para adaptarse a lo que traiga un mercado que califica como “infinito” y para el que desea una mayor regulación. “Estamos en un vacío legal, pero por fortuna cada vez hay más control. Incluso hay un proyecto de ley que considera a los influencers medios de comunicación”.

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último