Podcasts
Patrocinado por

La importancia del cuidado de la piel durante y después del tratamiento del cáncer de ovario

Los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos pueden ser distintos en cada persona, y variar, según los procedimientos y medicamentos administrados.

La importancia del cuidado de la piel durante y después del tratamiento del cáncer de ovario
La importancia del cuidado de la piel durante y después del tratamiento del cáncer de ovario

En este nuevo episodio de Woman Care, el podcast desarrollado gracias a la Alianza MSD -AstraZeneca, exploramos los cambios físicos que experimentan los pacientes a nivel dermatológico. Discutimos cómo estos cambios, junto con los efectos secundarios de los tratamientos, pueden afectar la apariencia de la piel.

La doctora Encarna Montesinos, dermatóloga del Hospital Clínico de Valencia y miembro de ASACO (Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario), comparte su experiencia tanto profesional como personal. También nos acompaña Irene Roldán, vocal de ASACO, quien aporta su perspectiva sobre el tema.

El cáncer de ovario es una enfermedad silenciosa de la que, cada año, se diagnostican unos 300.000 nuevos casos y se producen unas 200.000 muertes en todo el mundo.

Las diferentes alterativas terapéuticas para el abordaje del cáncer de ovario esta enfermedad, generalmente, provocan que las pacientes experimenten una serie de efectos secundarios que añaden una capa adicional de complejidad a su lucha contra la enfermedad. Entre los efectos secundarios más comunes se encuentran las infecciones, la debilidad y los cambios en los recuentos sanguíneos.

Estos efectos secundarios no solo afectan la apariencia física de los pacientes, sino que también pueden tener un impacto significativo en su calidad de vida y bienestar emocional. La pérdida del cabello, es uno de los efectos adversos y, por ejemplo, puede ser una experiencia emocionalmente abrumadora para muchas pacientes, afectando la autoestima y la confianza en sí mismas. Además, las náuseas y los vómitos pueden interferir con la capacidad de los pacientes para llevar a cabo actividades diarias normales, complicando aún más su lucha contra la enfermedad.

Son numerosas las opciones terapéuticas existentes. En el caso de la quimioterapia, uno de los tratamientos más utilizados, es una herramienta valiosa en la lucha contra el cáncer de ovario, ya que puede eliminar células cancerosas residuales que persisten después de la cirugía, aumentando las posibilidades de una recuperación exitosa. Además, la reducción del tamaño de tumores mediante quimioterapia puede facilitar la cirugía, mejorando la eficacia de los procedimientos médicos subsiguientes.





Síguele la pista